1.400 extranjeros a punto de ‘desaparecer’ del padrón de Mojácar

1.400 extranjeros a punto de ‘desaparecer’ del padrón de Mojácar

El año anterior ya hubo 800 bajas automáticas, además de problemas para que los extranjeros pudieran estar en el censo electoral de 2015

J. SIMÓNmojácar

1.400 ciudadanos extranjeros que están inscritos en el padrón municipal de Mojácar están a punto de ser eliminados del mismo. Así lo advirtió la concejal de Somos Mojácar, Jessica Simpson, en la última sesión plenaria, cuando se percató de que entre los decretos de Alcaldía que se iban a aprobar estaba el expediente que promovía la baja de ese gran número de personas de raíces foráneas.

«Revisando las actas que se iban a aprobar en el plenario, dentro de los decretos de Alcaldía me di cuenta de que se había iniciado el expediente de baja por inclusión indebida en el padrón a casi 1.400 extranjeros, la mayoría británicos. Empecé a revisar algunos y vi que hay gente que se sabe perfectamente que están en la localidad, porque de hecho, son gente muy activa en la comunidad, que viven en el pueblo, que tienen negocios, niños en el colegio. En definitiva, que los conocemos y también el equipo de Gobierno y sabemos a ciencia cierta que están aquí», apuntó la edil.

Esas personas ya estarían fuera de las cifras del INE (Instituto Nacional de Estadística), con lo cual, ya no existen como vecinos de Mojácar para este organismo nacional, y ya no ‘cuentan’ para nada, evidentemente. «El INE los da de baja automáticamente si en el plazo exigido no le ha llegado la renovación de su inscripción en el padrón. Cabe recordar que los residentes extranjeros deben renovar su inscripción cada 5 años y si no son residentes cada dos y es el Ayuntamiento el que debe ir ‘depurando’ y actualizando el padrón para que el INE tenga en cuenta los datos reales de población del municipio», informó Simpson a IDEAL.

«Me sorprendió mucho, después de una revisión rápida, que se fueran a dar de baja esas personas y, por ello, pregunté en el pleno, a lo que la alcaldesa me respondió que ella no conoce a todo el mundo y que no tenía ni idea de esas bajas, a lo que le respondí que ella es la que firma esas actas y decretos», apuntó la concejala de Somos Mojácar.

Para la edil mojaquera es muy importante tener un padrón correcto ya que de ello depende no sólo que esas personas tengan los derechos que les asisten estando empadronados, sino que también cuentan a la hora de lo que le corresponda a Mojácar desde el Estado.

Jessica Simpson ha comenzado así una campaña de información para que los extranjeros renueven su inscripción en el padrón, confirmando que siguen en el pueblo. «Voy a hacer un trabajo con el padrón, el funcionario que se encarga de esto se ha ofrecido a echarme una mano y a trabajarlo porque hay mucha gente que no debería estar en esta lista. De hecho, las comunicaciones que debe llevar la Policía a los afectados se dio para hacerlo en julio, un mes especialmente complicado, tanto porque la policía se encuentra desbordada en los meses de verano que son los de mayor afluencia de gente aquí, como porque muchos de los ciudadanos están fuera de vacaciones, o trabajando y es difícil localizarles en sus casas».

Fuera también del censo

Por otro lado, la eliminación de estas personas del padrón supone automáticamente que se les borre también del censo electoral, con lo que pierden también su derecho a votar en los comicios que se convoquen.

«Precisamente, también estoy haciendo mucho hincapié en que los que vayan a confirmar o ingresar de nuevo en el padrón, recuerden que deben pedir que se les incluya también en el censo electoral si quieren tener derecho a voto y firmar un papel aparte», matizó la edil inglesa.

No es la primera vez que la oposición está pendiente del padrón y el censo de Mojácar, y es que en mayo de 2013 desde el partido de Simpson se denunció «el entorpecimiento hacia la comunidad extranjera a la hora de censarse, ya que no se les informa cuando se empadronan que han de rellenar un papel ‘extra’». También apuntaron entonces que «los pocos que se dieron cuenta de este hecho y quisieron inscribirse en el censo, se dirigieron al Ayuntamiento en tiempo y forma a censarse antes de que finalizase el plazo, pero se encontraron con una serie de impedimentos de lo mas irrisorio, como tener la documentación en bolígrafo azul».

En esa línea de sospechas con el censo, la alcaldesa Rosa María Cano fue a declarar a Vera el pasado mes de marzo como testigo dentro de la investigación que cursa la justicia sobre ciertos empadronamientos previos a las citas electorales y su posible vinculación con las elecciones municipales de 2015, ante los datos que aportó el PSOE a una denuncia archivada que hizo C’s.

Fotos

Vídeos