El alcalde de Cuevas insiste al Gobierno para que retome las conversaciones con EE UU

Fernández asegura llevar un año y medio solicitando una cita con Exteriores para abordar la limpieza de los suelos contaminados de Palomares

EUROPA PRESS / D. S.Cuevas del Almanzora

. El pasado 17 de enero se cumplieron 52 años del accidente aéreo entre dos aviones militares estadounidenses que provocó la caída de cuatro bombas termonucleares en Palomares. Sin embargo, a día de hoy, los terrenos de la pedanía de Cuevas del Almanzora siguen sin limpiarse y, por lo tanto, contaminados.

Es por ello por lo que el alcalde cuevano, Antonio Fernández Liria, reclamó, hace unos días, al Gobierno que, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, se retomen las conversaciones con el Gobierno de Estados Unidos para abordar la limpieza de los suelos contaminados de Palomares después de que la Abogacía del Estado admitiera la «imposibilidad» tanto de poner en marcha «actualmente» la rehabilitación de los terrenos como de «fijar un plazo» para la ejecución del plan aprobado en 2010.

En declaraciones a Europa Press, el regidor cuevano señaló que «no se ha hecho nada» desde que en 2015, con la Administración Obama, se firmara un protocolo de intenciones para sacar la tierra contaminada de la localidad almeriense para que fuera depositada y almacenada en un sitio de seguridad nacional en el desierto de Nevada.

«Ese año estuvimos más cerca que nunca y fue lo más serio que se ha hecho hasta ahora», comentó Fernández, quien aseguró que lleva «un año y medio» solicitando una cita con el departamento que dirige Alfonso Dastis para instar al Ejecutivo a que se retomen los contactos a fin de que el Gobierno de Donald Trump autorice la evacuación de la tierra contaminada, ya que no existe un espacio adecuado para su almacenamiento «ni en España ni en Europa».

Procedimiento claro

Para Fernández, el permiso de EE UU supone el «principal escollo» para acabar con más de 50 años de espera y limpiar por completo Palomares, ya que, según afirmó, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) tiene «más que claro» cómo tiene que proceder para limpiar los 50.000 metros cúbicos de tierra ubicada en zonas «acotadas, controladas y custodiadas» por este órgano.

«Solo espero que no nos olviden y que lo que hay acordado, que lo respeten», dijo el alcalde socialista, para quien supuso un «jarro de agua fría» conocer el informe de la Abogacía del Estado en el que, de acuerdo con su propia postura, se sostiene que la «ayuda» de EE UU para la gestión de los residuos radiactivos generados por la restauración de terrenos contaminados es de «importancia primordial para dar solución definitiva a este problema».

Cabe recordar que la Abogacía del Estado, en el informe presentado ante la Audiencia Nacional tras la demanda de Ecologistas en Acción para instar al cumplimiento de la limpieza de Palomares, señaló recientemente que no puede darse un «plazo fijo» para aplicar el Plan de Rehabilitación definitivo, el cual «debería completarse en los ámbitos de impacto radiológico al público, protección radiológica de los trabajadores, gestión de residuos radiactivos y vigilancia radiológica ambiental».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos