La alcaldesa de Mojácar dice que el nuevo tramo de paseo dará más empleo

Afirma que esta fase, que quitará espacio a los chiringuitos, los hará «más atractivos para la gente ya que, ahora, desde la carretera no se ven»

IDEALmojácar

«El nuevo tramo de paseo marítimo no supondrá pérdida de puestos de trabajo». Así se pronunció ayer la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, a través de un comunicado de prensa sobre la polémica surgida a raíz de la segunda fase de esta infraestructura a cuyo trazado se han opuesto los grupos de la oposición mojaquera, así como los afectados de los chiringuitos a los que se les expropia terrenos para la ejecución del mismo.

La primera edil aseguró en ese escrito que el nuevo tramo del Paseo Marítimo «no le va a quitar el puesto a nadie, al contrario, será mucho más atractivo para que entre la gente ya que ahora, desde la carretera, no se ven», poniendo como ejemplo algunos chiringuitos que ya funcionan perfectamente en los tramos construidos con anterioridad.

Estas manifestaciones llegan tras el pleno extraordinario celebrado el pasado lunes a petición de PSOE, Somos Mojácar y Unión Mojaquera para hablar de este y otros asuntos, en el que pedían que se modificara el trazado del paseo, se revocaran las expropiaciones aprobadas según el proyecto original y se solicitara a Costas un trazado alternativo. La oposición presentó un proyecto realizado por ellos, en el que se contempla la reducción los metros disponibles para el paseo y se traslada el carril bici a la zona de la carretera con el fin de reducir el impacto en los chiringuitos.

Cano mostró su «sorpresa» ante la oposición «por no haber realizado ninguna alegación durante el plazo legal para ello. Este proyecto estuvo expuesto en julio del pasado año y no presentaron, a lo largo de este año, ninguna alegación ni alternativa antes de su aprobación por la Dirección General». Para la alcaldesa el proyecto actual es el «mejor posible para continuar con la misma línea constructiva de los tramos anteriores, sin romper la estética y cumplir con la idea de prolongación del Paseo Marítimo». Añadió además que «los chiringuitos no van a quedar, en ningún caso, por debajo del nivel del muro del paseo y no perderán la vista al mar ya que el proyecto se rasanteará a su altura para que esta circunstancia no se produzca».

«Con respecto al carril bici y a su traslado a las puertas de los chiringuitos junto al tráfico rodado, los técnicos lo han desaconsejado por su peligrosidad, tanto para ciclistas como para peatones». Igualmente, Cano, ante las acusaciones de falta de diálogo con los afectados, resaltó que mantiene reuniones para consensuar las expropiaciones, llegando, de momento, a algunos acuerdos que espera sean más, conforme se amplíen las consultas.

Fotos

Vídeos