La alcaldesa de Mojácar ‘mete’ en su equipo de Gobierno a Lucas Mayo, edil no adscrito

PSOE pide explicaciones al PP «tras romper la primera edil con el pacto anti transfuguismo» y cuestiona la legalidad de la medida

A. MALDONADOMojácar

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Mojácar, Lucas John Mayo, ha sido nombrado concejal delegado de Relación con los Extranjeros en el último pleno celebrado en la localidad.

La anterior titular de esta concejalía, María Luisa Pérez, pasa a ser concejal delegada adjunta a Alcaldía y Compromiso con los Ciudadanos. Ambos trabajarán conjuntamente en las tareas de Relación con los Extranjeros durante un periodo de tiempo hasta transferir definitivamente las competencias y ambos también realizarán sus funciones en régimen de dedicación parcial.

Así lo explicaron desde el Consistorio. Lucas Mayo cobrará, según apuntaron fuentes de la oposición mojaquera, 8.300 euros al año por unas dos horas de trabajo de lunes a viernes. Según la alcaldesa de Mojácar esta decisión llega «en base a los crecientes e importantes proyectos que afronta Mojácar en un futuro muy próximo, así como el incremento de la demanda y nuevos retos que ésta localidad está adquiriendo en su imparable proyección provincial, nacional e internacional». Lucas John Mayo, de origen británico, reside en España desde 1974 y toda su vida laboral y profesional la ha desarrollado en Mojácar, compaginando sus tareas en otras zonas como la Costa del Sol.

Tras las últimas elecciones y la dimisión de los candidatos que encabezaban la lista del grupo en el que se presentó, el 2 de agosto de 2015 fue elegido edil perteneciente al grupo Unión Mojaquera 10, siendo el portavoz municipal.

Presentó su baja voluntaria y pasó a ser concejal no adscrito en el Ayuntamiento en el mes de febrero. Ahora será parte del equipo del PP, una decisión que la oposición critica duramente.

Los socialistas criticaron que Cano «de las primeras tránsfugas de la democracia», haya liberado a un concejal «que ha abandonado el grupo político por el que fue elegido».

Con esa decisión, la alcaldesa «ha vulnerado el pacto anti transfuguismo firmado, entre otros, por el Partido Popular», cuestión que pusieron de manifiesto todos los grupos de la oposición en el pleno. Asimismo, los socialistas cuestionaron la legalidad del acuerdo en base al artículo 73.3 de la Ley de Bases de Régimen Local y las sentencias del Tribunal Constitucional que ha aclarado, definitivamente, las posibilidades de liberación y las percepciones económicas para un tránsfuga. Entre ellas, se destaca que éstas «no pueden pasar a ser superiores a las que tenía en el grupo por el que fue elegido», destacó el portavoz socialista, Manuel Zamora.

Para el PSOE, esto es una «compra más de voluntades políticas sin ningún interés para los ciudadanos de Mojácar».

Asimismo, y dada la gravedad de la decisión el PSOE le va a trasladar al resto de partidos de la oposición en Mojácar la necesidad de comunicar a todos los ámbitos del Partido Popular la ruptura «unilateral» de la alcaldesa del PP del pacto anti transfuguismo para que se tomen las medidas oportunas, dijeron.

Fotos

Vídeos