Artistas internacionales ven a Mojácar como «un lugar mágico»

La Fundación Valparaíso ofrece estancias a creadores de prestigio y de cualquier ámbito para que puedan trabajar en su obra

Marie Laure González, Lucía Díaz, María del Carmen Sánchez y Suneeta Peres da Costa./D. S.
Marie Laure González, Lucía Díaz, María del Carmen Sánchez y Suneeta Peres da Costa. / D. S.
Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

Tanto a nivel nacional como internacional, Mojácar es conocida como destino turístico de referencia en el Levante almeriense. El embrujo de las calles del pueblo así como sus playas son el reclamo de los miles de visitantes que cada año pasan por uno de los municipios pertenecientes a la asociación de los Pueblos más Bonitos de España desde 2013.

A su vez, la oferta cultural que ofrecen tanto sus chiringuitos a pie de playa como las numerosas tradiciones que se mantienen vivas en el pueblo así como la historia del municipio, hicieron y hacen que Mojácar sea la fuente de inspiración de artistas de todo el planeta.

El entorno idílico que crea el municipio mojaquero como cuna del arte se lleva a su máximo exponente en el Camino Eras del Lugar número 23. Allí se encuentra la Fundación Valparaíso, cuya principal finalidad es ofrecer a artistas de todo el mundo, y de todas las ramas de la creación, ya sean escritores, músicos, pintores, escultores o artistas visuales, entre otros, un lugar tranquilo y sosegado donde concentrarse en su trabajo creativo, libre de las distracciones y de los deberes diarios.

En esta residencia mojaquera de artistas coinciden cada mes un mínimo de cuatro creadores. Desde el año 2016, las estancias en Valparaíso se desarrollan en períodos de dos o cuatro semanas para artistas que hayan llevado a cabo un trabajo artístico reconocido profesionalmente y que presenten un proyecto para desarrollar en la propia Fundación.

Así, artistas de todo el mundo, principalmente extranjeros, se alojan en un emplazamiento entre huertos de naranjos, olivos y almendros, a dos kilómetros de la playa y a 150 metros de altitud sobre el nivel del mar para desarrollar sus creaciones.

La residencia cuenta con ocho habitaciones privadas.
La residencia cuenta con ocho habitaciones privadas. / D. S.

Esta cortijada, antigua almazara, cuenta con ocho habitaciones privadas con baño, un comedor, una biblioteca con más de 10.000 ejemplares y otras dependencias comunes. Cada unidad se compone de un estudio, dormitorio y cuarto de baño. Algunas de las habitaciones tienen terrazas al exterior o acceso al patio. La Residencia cuenta con su propia huerta y existen cuatro talleres individuales para pintores, escultores o artistas plásticos, así como un estudio y auditorio para músicos.

Si bien cabe destacar que la Fundación Valparaíso es una institución privada sin ánimo de lucro, constituida en marzo de 1990 por Paul y Beatrice Beckett.

«Es un sueño»

En esta ocasión, desde el 2 hasta el 16 de mayo están conviviendo en Valparaíso cuatro artistas de diversos ámbitos. Concretamente son María del Carmen Sánchez, actriz y directora de Teatro argentina; Suneeta Peres da Costa, escritora australiana; Lucía Díaz, ceramista española; y Alexander Kudriavchenko, pintor ucraniano.

Las tres artistas, junto con la directora en Mojácar, Marie Laure González, abrieron las puertas de la Fundación a IDEAL. Durante la visita, la granadina Díaz reveló que el lugar le da la posibilidad de estar «muy centrada» en su creación. «No me apetecer ir a la playa, el ambiente que hay es tan agradable que me apetece estar trabajando», aseguró.

Por su parte, la argentina Sánchez, quien está realizando su segunda estancia en Valparaíso, confesó que «te dan todo para que el sueño se cumpla». Además, la creadora internacional remarcó la posibilidad que ofrece la Fundación de conocer, convivir e interactuar con otros artistas. «Es como un sueño, una comunidad donde todos son artistas. Existe un respeto entre todos, al silencio y la valoración de la obra del otro. Se crean grandes vínculos», detalló.

La artista argentina observa imágenes de su anterior estancia.
La artista argentina observa imágenes de su anterior estancia. / D. S.

«Todo está armonizado para despertar la imaginación y para querer producir. Es un lugar mágico en el mundo», manifestó Sánchez.

A pesar de ser un lugar probablemente desconocido para los vecinos del Levante almeriense, la Fundación Valparaíso está presente en el boca a boca de los artistas, ya sea a nivel nacional o internacional. Pues como detallaron a este periódico las creadoras, ambas conocieron el lugar gracias a las recomendaciones de otros residentes que pasaron por este lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos