Bédar, mucho más cerca de tener su primera mina visitable

Bédar, mucho más cerca de tener su primera mina visitable

Finaliza el cuarto ‘stage’ de estudiantes franceses que han empezado a hacer trabajo concreto para preparar el lugar de cara a futuras visitas

IDEALbédar

Bédar está dando los pasos definitivos para contar con un nuevo atractivo turístico gracias a su patrimonio minero. En estos días acaba de finalizar el ‘stage’ de los dos estudiantes franceses, Quentin Brunsmann y Thomas Pesenti. Una iniciativa, fruto de la colaboración de la asociación Bédar Sostenible con la Facultad de Ciencias y Tecnologías de la Universidad francesa de Nancy en el cuadro de una colaboración que ya dura cuatro años y que ha permitido ya la organización de cuatro periodos de formación para los alumnos de esta universidad.

Así lo explicó a IDEAL uno de los promotores de la actividad, Juan Antonio Soler, quién detalló que «los estudiantes, espeleólogos y especializados en el diseño, preparación y segurización de rutas, han estado durante un mes estudiando las posibilidades de preparación de la antigua mina de hierro ‘la Higuera’ de Serena, Bédar, explotada a finales del siglo XIX y principios del XX, para poder recibir visitas».

Los dos estudiantes han seguido el estudio que iniciaron otros dos alumnos, Hélène Velcin y Clément Vorgy, que cartografiaron la mina en 3D y realizaron las primeras propuestas para su rehabilitación. En esta ocasión, los trabajos han ido más allá del simple estudio y elaboración de un proyecto, pues ambos estudiantes han comenzado de hecho a limpiar accesos y caminos, instalar líneas de vida, señalizar y bloquear el acceso a las zonas que se consideran no aptas para la visita.

No solo eso, sino que además, tal y como explica Soler, «ha habido también grandes novedades en cuanto a la colaboración por parte de los vecinos de Bédar». «Desde hace 4 años que colaboramos con la Asociación Amigos de El Argar y con el Ayuntamiento de Bédar, especialmente con el concejal José Ramón Muñoz; pero en este ‘stage’ varios propietarios de alojamientos y restaurantes en Bédar se han interesado por el proyecto, participando activamente en las discusiones sobre las acciones a llevar a cabo e incluso con una ayuda económica dentro de sus posibilidades. También hemos tenido la inestimable ayuda del CD Aventura Sierra Almagrera, en especial de Francisco Mulero y Elios García, que han ayudado facilitando el material y herramientas necesarios para los trabajos. Tengo que destacar la gran labor de descubrimiento y protección del patrimonio natural, histórico y minero que este club deportivo está realizando en Cuevas de Almanzora, sin ningún tipo de ayudas oficiales ni apoyo de su ayuntamiento, no perdiendo sin embargo la oportunidad de ayudar en otros proyectos en la zona», concretó.

La mina Higuera presenta una serie de características que la hacen ideal para un proyecto de este tipo. Presenta una extensa red de galerías excavadas en rocas muy estables, presentando varios niveles y una gran variedad geológica que ofrece la posibilidad de realizar visitas muy instructivas. Además, al disponer de varias salidas permite el diseño de diferentes rutas, unas sencillas para personas con movilidad reducida y otras más complicadas para los amantes de las emociones fuertes.

El Ayuntamiento de Bédar también se ha implicado en el proyecto, así el concejalMuñoz se ha reunido con los estudiantes para hablar sobre las posibilidades de preparar la mina, no solo para visitas guiadas, que también, sino además se barajan muchas posibilidades como recreaciones históricas y exposición de materiales originales. Incluso se plantear otras actividades para los adictos a la adrenalina, como disfrutar de aventuras fantásticas en las oscuras galerías, en las que los aventureros tengan que escapar evitando toparse con personajes disfrazados como en las obras de Tolkien o de fantasmas o zombis, por poner algunos ejemplos. «Por las noticias que nos han llegado, han avanzado mucho las conversaciones entre el propietario de los terrenos donde se encuentra la mina, un enamorado de Bédar y su historia, está dispuesto a cederlos a cambio que el Ayuntamiento se comprometa a seguir con el proyecto», apuntó Soler.

Para este bedarense, «lo que Bédar está demostrando es que no siempre se necesitan grandes subvenciones para llevar a cabo proyectos de este tipo, con interés, paciencia y esfuerzo se pueden conseguir grandes cosas. Creemos un gran error esperar sentado a que las soluciones vengan de otras administraciones públicas. No es aceptable que en una región con un patrimonio histórico-minero tan importante como el nuestro, especialmente en la sierra de Bédar y Almagrera, no haya ni una sola mina visitable. Esperamos que eso cambie pronto», deseó Juan Antonio Soler.

Temas

Bédar

Fotos

Vídeos