El belén ecológico educa ambientalmente a sus visitantes

Segunda fase del belén ecológico que incorpora el rebaño, la pastora y el río./D. Serrano
Segunda fase del belén ecológico que incorpora el rebaño, la pastora y el río. / D. Serrano

Este año se ha desarrollado la segunda fase con la construcción del árbol de Navidad, el rebaño y la pastora, el río y los carteles informativos

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOVera

Tradicionalmente la época navideña es, para muchos, sinónimo de paz, amor y solidaridad. Tiempos de estar rodeado de amigos y familiares. A su vez, las casas suelen estar engalanadas para la ocasión, al igual que todos los municipios, que convencionalmente preparan tanto sus alumbrados navideños como los portales de belén, en sus distintas formas, ya sea a través de figuras o bien haciendo una representación viviente.

Raramente se asocia la Navidad con la educación o la sensibilización. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Vera, a través de la Concejalía de Servicios Públicos, Comercio, Mercado Semanal, Playas y Participación Ciudadana, que dirige Francisca García, pusieron en marcha, hace un par de años, la construcción de un belén ecológico, es decir, hecho con materiales reciclados.

Tal y como detalló a este periódico su ejecutora, Mónica Motos, de Objetivo Newen, se trata de una iniciativa totalmente innovadora y única en la provincia de Almería. «Se trata de un proyecto que invita al consumo responsable y al reciclaje. Su objetivo es que todo el que lo visite adquiera conciencia y sensibilidad ambiental para preservar el planeta y los recursos naturales», explicó.

Procedimiento

Junto a Motos, participaron en la creación alrededor de una docena de veratenses de todas las edades. Para ello se realizaron una serie de talleres colaborativos en los que, durante tres meses, los participantes desarrollaron una técnica de reciclaje creativo para la construcción de la segunda fase del belén ecológico.

Árbol de Navidad construido con materiales reciclados.
Árbol de Navidad construido con materiales reciclados. / D. Serrano

Este proyecto de bioconstrucción ha incorporado en su segunda edición el árbol de Navidad, el rebaño de ovejas y la pastora, el río y una serie de carteles distribuidos por la localidad veratense que anuncian su exposición. Cabe recordar que el año pasado se elaboró el nacimiento, el buey y la mula.

«Hay que reciclar. Cualquier material se puede reutilizar»

Así de firme se mostró Motos. Y es que para la construcción del belén ecológico se han utilizado un sinfín de materiales y residuos, tanto es así que se han empleado dos camiones llenos.

La recogida de materiales se hace desde en contenedores urbanos de reciclaje, hasta el punto limpio de Vera, pasando además por las diferentes ramblas que hay cerca de la localidad. Las creaciones están realizadas en su mayoría por residuos agrícolas como son las tuberías y arandelas de riego, mallas térmicas agrícolas o carretillas. También se encuentran otros materiales como son neumáticos, garrafas, latas de refrescos, palets, juguetes e incluso espinilleras de fútbol. El único proceso en el que no se han utilizado materiales reutilizados fue el de embellecimiento.

El belén está compuesto en un 98 por ciento por residuos y no alcanza la totalidad porque necesita embellecimiento. El procedimiento que se sigue para su elaboración es sencillo, en primer lugar se recogen los materiales, se almacenan y se transportan. A partir de ahí se deja correr la imaginación y se construye.

El belén se puede visitar hasta el día 14 de enero en el Jardín Botánico de Vera, junto a la Glorieta desde las 11 hasta las 13 horas y desde las 18 hasta las 22 horas. Además es posible realizar visitas guiadas para conocer el proceso de elaboración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos