La formación es elemental en los rescates

La formación es elemental en los rescates

Los bomberos de toda la provincia amplían sus conocimientos en salvamentos de altura

Daniel Serrano
DANIEL SERRANORodalquilar

Cuando una persona queda atrapada, los bomberos siempre acuden a su rescate, sea cual sea el lugar en el que esté. En ocasiones se trata de situaciones realmente adversas, pero ellos cumplen con su deber y tratan de hacer todo lo que está en su mano para que la operación de salvamento finalice con los mejores resultados posibles.

A pesar de que todos los cuerpos de bomberos están preparados para actuar en cualquier situación, la formación continuada y la ampliación de conocimientos es muy importante en estas labores. Además, se trata de acciones que realizan continuamente pero que la mayoría de ciudadanos no conocemos.

Es la cara no visible de su trabajo y que, sin lugar a dudas, tal y como pudo comprobar este periódico en el día de ayer, realizan con todo su empeño.

Y que es un grupo de 26 bomberos de Almería está ampliando y reforzando sus conocimientos en 'Seguridad en altura en operaciones de salvamento', un curso impartido por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), que se está desarrollando desde el pasado lunes en la provincia y que finaliza hoy.

El objetivo general del curso es dotar a los bomberos de los conocimientos necesarios sobre las distintas maniobras, métodos y técnicas de rescate adecuadas a cada situación y la aplicación de los procedimientos y protocolos con la mayor eficacia y seguridad, así como el conocimiento de la Legislación vigente y normas de aplicación.

En este curso presencial de 35 horas de duración, que ha tenido lugar tanto en Almería capital como en las minas de Rodalquilar, en pleno Parque Natural de Cabo de Gata, han participado bomberos del Ayuntamiento de Almería y de los Consorcios del Poniente y del Levante.

Tal y como detalló a este periódico Miguel Carranco, coordinador de la ESPA, los dos primeros días de la semana estuvieron destinados a la teoría en materia del adiestramiento en seguridad del propio bombero que vaya a formar parte en un operativo de rescate.

En cuanto a la parte práctica, que están realizando desde el pasado miércoles, consiste en perfeccionar las técnicas de salvamento y la seguridad de las personas que lo realizan.

«En este tipo de terrenos las piedras están bastante descompuestas. Además hay pozos de minas en los que tenemos que realizar la evaluación de riesgos, entre otros», comentó Carranco, que añadió que en el lugar donde estaban realizando estas maniobras había pozos de hasta 60 metros de altura.

Estas prácticas se están realizando en jornada intensiva, desde las ocho de la mañana hasta aproximadamente las cuatro de la tarde y se dividen en tres ejercicios: un pozo exterior de unos 15 metros; un pozo interior dividido en varias alturas y una rampa.

Según explicó Carranco, para realizar un salvamento de este tipo hace falta un equipo compuesto entre cinco y siete profesionales. La duración del mismo varía en función de la situación, de los cuidados que necesite la persona a rescatar y de los equipos con los que cuente cada parque de bomberos.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Almería, Gracia Fernández, también aprovechó la jornada de ayer para conocer de primera mano cómo se estaba desarrollando esta acción formativa en la provincia.

«Queríamos hacer estos cursos de rescate en zonas tan peligrosas en Almería porque creemos que por la orografía de nuestro terreno las posibilidades de estos accidentes pueden ser frecuentes y los bomberos también nos demandaban esta formación para estar más preparados. Consideramos que la formación continuada es fundamental en todas las profesiones», argumentó la delegada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos