Los futuros especialistas internos residentes reciben la bienvenida

El acto también sirvió para despedir a los EIR que han concluido su formación./IDEAL
El acto también sirvió para despedir a los EIR que han concluido su formación. / IDEAL

El Área Sanitaria Norte de Almería formará a cuatro facultativos de Medicina Familiar y Comunitaria y a una en Enfermería Obstétrica-Ginecológica

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOHuércal-Overa

El Área Sanitaria Norte de Almería celebró recientemente un acto de acogida para los nuevos especialistas internos residentes (EIR) que se incorporan para completar su periodo de formación en el Hospital La Inmaculada y los centros de atención primaria del Área.

La promoción de este año está formada por cuatro médicos internos residentes en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria y una futura especialista en Enfermería Obstétrica- Ginecológica.

El acto también sirvió para despedir a los EIR que acaban de concluir su formación y son ya especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y en Enfermería Obstétrica-Ginecológica.

El evento estuvo presidido por el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, junto a la directora gerente del Área Sanitaria Norte de Almería, Eva Jiménez, que estuvieron acompañados por los jefes de estudios y los tutores responsables de la formación en los centros del Área.

Desde hace más de 20 años, los centros que hoy conforman el Área Sanitaria Norte de Almería mantienen su compromiso con la formación de residentes.

Los futuros especialistas son tutorizados por profesionales del Área y rotan por diferentes especialidades médicas y quirúrgicas. Sin embargo, su principal pilar de formación es la Medicina de Familia, donde se forman al menos durante un año en diferentes centros de salud acreditados.

Por otra parte este centro es uno de los elegidos por especialistas en Enfermería Obstétrica- Ginecológica, por su trabajo continuo en la humanización del seguimiento del embarazo y del parto.

El Sistema EIR, válido en todo el territorio nacional, es un método formativo para postgraduados, basado en la participación activa en la asistencia como una línea importante de aprendizaje, en el que el futuro especialista va adquiriendo un mayor grado de responsabilidad, si bien está sometido a una supervisión de forma continuada y cercana por parte del personal médico y de enfermería de la plantilla.

El objetivo final es permitirle alcanzar los conocimientos y la responsabilidad profesional necesarios para el ejercicio autónomo de la especialidad, mediante su integración en la actividad asistencial ordinaria y de urgencias del propio centro hospitalario.

 

Fotos

Vídeos