Detienen a 89 integrantes de una red por explotar a 39 nigerianas con el rito 'vudú' en Cuevas

Eran sometidas en el interior de casas-cuevas de la localidad almeriense y vivían en condiciones de extrema precariedad

M. C. Callejón
M. C. CALLEJÓNALMERÍA

La Guardia Civil ha liberado a 39 mujeres nigerianas que estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución en la localidad almeriense de Cuevas del Almanzora mediante el rito del 'vudú' y ha detenido a 89 personas, entre ellas, 14 'madames', en una operación coordinada por Europol que se ha desarrollado en 12 provincias españolas, en la que ha colaborado también, por primera vez, la Agencia Nacional para la Prohibición del Tráfico de Personas de Nigeria.

Una operación, denominada 'Nanga-Parbat' y en la que también ha participado la NCA Británica, que se ha desarrollado en las provincias de Vizcaya, Navarra, Cantabria, Madrid, Guadalajara, Toledo, Alicante, Málaga, Murcia, Sevilla, Almería y Barcelona, contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual por la que se ha desmantelado la infraestructura en España de la organización criminal nigeriana relacionada con la Eiye Confraternity (La Confraternidad).

Para ello, se han realizado 41 registros en las provincias de Vizcaya, Navarra, Cantabria, Madrid, Guadalajara, Toledo, Sevilla, Málaga, Murcia y Manchester (Reino Unido) y se ha detenido a 89 personas, de las que a 58 se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos y blanqueo de capitales, por los que 43 han ingresado en prisión preventiva ante la gravedad de los hechos investigados.

Según han relatado 18 de las mujeres que estaban siendo explotadas sexualmente a los agentes, las coaccionaban y sometían por el rito vudú desde su país de origen y, en Cuevas del Almanzora, eran explotadas en el interior de casas-cueva, en las que vivían en unas condiciones de extrema precariedad.

Prostitución low-cost

"Las víctimas ejercían la prostitución low-cost, cobrando por cada servicio entre 5 y 10 euros, y los clientes eran varones nigerianos y senegaleses trabajadores en la zona de cultivo en España", ha señalado en rueda de prensa Javier Rojero, mando de la Unidad Central Operativa (UCO) al frente de la investigación coordinada por el juzgado de instrucción número 2 de Torrevieja (Alicante).

La operación se inició, precisamente, en Torrevieja a raíz de la denuncia de una de las víctimas, menor de edad, que relató a los agentes que había sido captada en Nigeria y que, tras someterla en su país de origen a ritos de 'vudú-jujú', fue trasladada, vía Libia e Italia, hasta España, lugar donde comenzó su explotación sexual.

Durante la investigación, los agentes pudieron comprobar que la organización tenía, además, bajo su control a numerosas mujeres ejerciendo la prostitución en condiciones inhumanas para saldar la deuda adquirida con la organización que oscilaba en torno a los 30.000 euros, correspondiente a los gastos acumulados por el traslado, a través de redes de inmigración irregular desde Nigeria hasta Europa, y en el que eran tratadas como 'mercancía' a lo largo de los 4.200 kilómetros del trayecto desde el continente africano.

Partían de las costas de Libia y, vía marítima, llegaban a Lampedusa (Italia) donde, una vez en los campos de inmigrantes de dicha isla, eran recogidas por personas de la propia organización que las trasladaban a varios países europeos, entre ellos, España.

Una vez en el país, las mujeres eran controladas por las 'madames' de la misma nacionalidad, la mayoría reclutadas tras haber sido anteriormente explotadas en las mismas condiciones, que cobraban a las víctimas para saldar su propia deuda y se aseguraban de enviar a los líderes su parte de las ganancias, por lo que las deudas tardarían varios años en saldarse.

La Confraternidad

La Eiye Confraternity es, según ha explicado la Guardia Civil en la nota, conocida por ser una de las confraternidades o hermandades, así llamadas por tener origen en las universidades de Nigeria con más influencia en aquel país. Miembros de esta confraternidad operan, de hecho, de forma clandestina mediante ramas distribuidas por todo el mundo que consiguen financiación para la cúpula de esta organización criminal ubicada en Nigeria, mediante actividades lícitas o ilícitas, relacionadas estas últimas con la delincuencia organizada y, en particular, con la trata de seres humanos.

Con esta operación, se ha logrado no obstante la detención del líder de la organización en España, que manejaba al resto de líderes de zona desde Navarra -y que también han sido detenidos en distintas provincias-, que operaban en todo el territorio nacional, financiándose con el dinero que las propias víctimas les aportaban periódicamente.

Uno de los miembros más importantes de la organización es un conocido DJ en Nigeria, que fue arrestado cuando regresaba a España procedente de dicho país africano, donde acababa de grabar un videoclip musical y cuya función principal era la de transportar a las víctimas, una vez que llegaban a Europa, de Italia hasta España y organizar su explotación sexual en varias provincias españolas.

El método utilizado para el envío y blanqueo de dinero por los miembros de La Confraternidad era el conocido como 'hawala', utilizado igualmente por otras organizaciones delictivas y consistente en que personas de una misma organización criminal pero asentadas en distintos puntos geográficos interactúan como si de entidades bancarias se tratase -basándose en relaciones de confianza-, sin dejar ningún tipo de constancia ni electrónica ni documental. Los activos y cuentas bancarias empleadas por la organización para blanquear el dinero proveniente de estas actividades ilícitas, y que han sido bloqueados, superan, de hecho, por el momento los 300.000 euros.

Cooperación Internacional

La Guardia Civil ha trabajado en colaboración con la NAPTIP de Nigeria (National Agency for the Prohibition of Trafficking in Persons), junto con la NCA Británica, en una operación coordinada por Europol.

Es, además, la primera vez en España que se produce este tipo de colaboración operativa sobre el terreno con la presencia de policías desplazados expresamente desde Nigeria en los registros, análisis de documentación, asistencia a las víctimas y consultas en bases de datos, lo que ha permitido a los investigadores poder conocer la forma de captación de las mujeres en Nigeria y sus rutas de traslados a Europa, así como actuar de forma simultánea y coordinada en Nigeria con la información que aquí se iba obteniendo de las distintas actuaciones realizadas.

También se ha contado con la colaboración de la NCA Británica, que ha detenido en la localidad de Manchester a una de las 'madame' que había captado y trasladado a varias víctimas desde Nigeria hasta España.

 

Fotos

Vídeos