Instalados cuatro contenedores para depositar ropa usada en Vera

Contenedor de Cáritas Koopera instalado en Vera./IDEAL
Contenedor de Cáritas Koopera instalado en Vera. / IDEAL

El Ayuntamiento se suma al proyecto de Cáritas Koopera, que genera empleo, ayuda a los necesitados y contribuye a la sostenibilidad

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOVera

El municipio de Vera cuenta, desde hace unos días, con cuatro contenedores destinados a la recogida de ropa usada y complementos.

Esto se debe a que el Ayuntamiento veratense se ha sumado al proyecto solidario Cáritas Koopera. Recientemente el alcalde de la localidad, Félix López, y la responsable del Servicio de Cáritas Koopera en Almería, Mari Carmen Torres Galdeano, firmaron el convenio de colaboración.

El proyecto textil Cáritas Koopera Almería, creado por Cáritas Diocesana y la Red Social Koopera, con una trayectoria de más de 25 años, persigue, entre otros objetivos, según manifestó Torres, «que la ropa sea una herramienta para promocionar a la persona con proyectos textiles que ya funcionaban en otros lugares y, además, dignificar el acceso a la ropa de las personas que lo necesitan a través de unas tiendas, de espacios con corazón, tiendas de segunda mano que estamos poniendo en marcha en distintos sitios».

En esta línea, la apuesta por el empleo y el respeto por el medio ambiente son aspectos inherentes a la filosofía social de Cáritas Koopera. Se trata, en definitiva, de que a través de la ropa que la gente deposita en los contenedores de Cáritas Koopera, y siempre bajo procesos éticos y sostenibles social y ambientalmente, crean puestos de trabajo de inclusión con el objetivo final de devolver al mercado laboral ordinario a quienes, por diferentes motivos, se han visto fuera de él.

Los contenedores instalados en Vera, al igual que en los numerosos municipios donde están ya emplazados, son ignífugos y están diseñados contra actos vandálicos, para impedir la introducción de otros residuos o su manipulación desde el exterior. Cáritas Koopera asegura que toda la ropa donada y recogida de los contenedores tiene un uso ético una vez pasado por un exigente proceso de higienización y etiquetado.

Todo es válido

Torres también señaló que quien deposite ropa en los contenedores lo haga en bolsas ya que así se facilita la labor de selección. «Toda la ropa es útil, hasta la que está rota, porque la que no se emplea para vestir a personas con necesidades económicas, se puede reciclar», apuntó la responsable.

Por su parte, López aseguró que «este proyecto solidario encaja perfectamente en el municipio veratense dado el carácter de generosidad de los vecinos y residentes. Nos sentimos partícipes de una labor social que aúna tres vertientes: prestar ayuda a quien la necesita, generar empleo y contribuir a la sostenibilidad medio ambiental».

 

Fotos

Vídeos