La Junta se aferra a la ley ante el proyecto de macrogranja en Gacía

Rodrigo Sánchez Haro, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural./IDEAL
Rodrigo Sánchez Haro, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. / IDEAL

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural admite que «si el proyecto cumple con la legalidad, difícilmente podremos decir que no»

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOHuércal-Overa

El pasado miércoles, el alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, admitió ante el Pleno que «hace falta regular la convivencia del sector porcino entre los vecinos» y también aseguró que, a parte del Ayuntamiento, «también tienen mucho que decir las consejerías de Agricultura y Medio Ambiente al respecto».

Ayer, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, declaró que la Junta «tiene que cumplir la ley que establece cuándo se puede aprobar un proyecto que tiene una serie de requisitos medioambientales. Si cumple la legalidad difícilmente podremos decir que no, por tanto, lo primero que tenemos que valorar son los estudios de impacto ambiental y todos los condicionantes».

Sánchez Haro recordó que «hay que darle suministro de alimentos a 500 millones de personas y nosotros apostamos por la ganadería intensiva. Tenemos que llevar el producto a todos los ciudadanos y a precios adecuados, por tanto es una necesidad, pero siempre, por supuesto, cumpliendo con las condiciones de seguridad y ambientales».

Cabe apuntar que los vecinos de la pedanía de Gacía llevan desde el pasado mes de junio concentrándose, cada dos semanas, a las puertas del Ayuntamiento de Huércal-Overa para manifestar su oposición al proyecto presentado para la instalación de un nuevo cebadero porcino de 6.000 cabezas.

Si bien, el pasado miércoles se aprobó una moción impulsada por el PSOE para iniciar el estudio del trámite de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos