La Junta cede a Pulpí para su uso turístico y social la antigua casa de peón caminero

A. CÁCERESPulpí

El delegado territorial de Fomento y Vivienda en Almería, Antonio Martínez, y el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, acordaron ayer la cesión por parte de la Junta de la antigua casa de peón caminero localizada en el punto kilométrico 7,7 de la antigua la N-332 para que "el Consistorio la rehabilite, ya que se trata de un inmueble con más de un siglo de antigüedad, y la destine a usos turísticos y sociales", explicó Martínez.

Durante el acto, el delegado territorial informó de que "esta edificación estaba en desuso, lo que ha contribuido, junto a su cercanía a la costa, al deterioro del inmueble que ahora se cede al Ayuntamiento, ya que existía interés en mejorarla y conservarla para su posterior uso como bien público".

La antigua casa de peones camineros cuenta con una superficie construida de 116 metros cuadrados, ubicada sobre una parcela de 183. La parte edificada se desarrolla en planta baja, con forma rectangular, una fachada de 9 metros de fondo y cubierta a dos aguas, además de un patio trasero delimitado por muros de fábrica. Y, anexo al edificio, en su lado izquierdo, se encuentra un antiguo aljibe para almacenamiento y abastecimiento de agua.

La vivienda se localiza en la antigua carretera N-332, de Almería a Valencia por Cartagena y Gata, hoy incluida como vía urbana en el municipio en la avenida Puerta del Litoral Andaluz de Pulpí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos