La Junta premia al CEIP Federico García Lorca de la Fuente de Pulpí

La Junta premia al CEIP Federico García Lorca de la Fuente de Pulpí

I Certamen de Experiencias Didácticas del programa ALDEA

IDEALpulpí

La consejería de Educación y la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, han otorgado el galardón del I Certamen de Experiencias Didácticas del programa ALDEA al CEIP Federico Garcia Lorca, De la Fuente, en Pulpí

La distinción otorgada a este centro almeriense que cuenta con 218 alumnos y alumnas, se enmarca dentro del proyecto de educación ambiental para la conservación de la biodiversidad, dentro del programa ALDEA de la Junta de Andalucía. Se articula en torno a tres grandes temáticas: Educación Ambiental sobre los ecosistemas forestales y la flora silvestre, Educación Ambiental sobre la conservación de las aves y sus hábitats (Proyecto Educaves) y Educación Ambiental sobre el medio litoral (Proyecto Pleamar). Este último es el proyecto sobre el que el centro educativo ha trabajado y por el que ha recibido el galardón.

Este proyecto está promovido por la Viceconsejería y la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en coordinación con la Dirección General de Innovación de la Consejería de Educación.

Según ha expresado la delegada de Educación, Francisca Fernández, "a través de este proyecto se pretende que la comunidad educativa trabaje la realidad del litoral, ofertándose para ello diversas actividades para concienciar sobre el valioso patrimonio costero con el que cuenta el levante almeriense en este caso, y las actitudes y comportamientos que pueden contribuir a su conservación".

La experiencia didáctica premiada donde han participado alumnado de 3º y 4º de primaria, se encuadra en las actividades que componen el programa Pleamar, tales como el 'Día del Litoral', o 'Correlimos', cuyo objetivo es poner en contacto directo al alumnado con su litoral más cercano, en este caso en las playas de San Juan de los Terreros de Pulpí, para evaluar su calidad ambiental.

La actividad centró tareas de inspección costera en la que los escolares recorrieron pequeños tramos de la costa y desarrollaron numerosas actividades relacionadas con la conservación del medioambiente. A partir de la observación efectuada por los alumnos, se adoptaron decisiones para reflejar una posición crítica y mejorar la situación a partir de actividades dirigidas a toda la comunidad educativa. Estas actividades tienen como finalidad la adopción de nuevos hábitos que permitan mejorar la conservación de nuestra costa.

Francisca Fernández ha puesto en valor la posibilidad de participar en el proyecto temático Pleamar, porque "permite al profesorado y al alumnado generar dinámicas que trabajen de forma motivadora, activa y funcional los objetivos y los contenidos de la Educación Primaria en este caso”. Por otro lado, el alumnado siente que el trabajo que realiza y sus nuevos hábitos de conducta, ayudan a conservar algo que también les pertenece, como es su entorno y su playa", ha subrayado la delegada.

Por último, Francisca Fernández ha indicado que la conservación de la costa "no se entiende ya como un favor o una labor altruista; las decisiones que se toman para mejorar el medio ambiente y la conservación de nuestra costa se llevan a cabo para mejorar los ecosistemas marinos pero también para mejorar nuestra vida, la vida de los seres humanos".

La delegada de Educación, Francisca Fernández, ha manifestado que este galardón promueve el desarrollo integrado de iniciativas de educación para la conservación de los recursos naturales y el fomento del desarrollo sostenible en el ámbito de la comunidad educativa andaluza, al objeto de contribuir a una sociedad más proambiental, justa y solidaria, permitiendo el logro de una educación integral, que comparte y se asienta en los cuatro pilares educativos que propone la UNESCO: Aprender a ser / Aprender a convivir / Aprender a conocer / Aprender a hacer.

El Premio consiste en una estancia de dos días en un Centro de Educación Ambiental, para un grupo-clase de hasta 30 alumnos y alumnas y dos profesores o profesoras acompañantes, en el otoño de 2017 y un diploma acreditativo para el centro.

Fotos

Vídeos