El Levante, un lugar para los mayores

En Vera ya se ha firmado el acta de replanteo, en Mojácar las obras comienzan mañana y Garrucha colocará la primera piedra en los próximos días

Así será la residencia de Mojácar./E. A.
Así será la residencia de Mojácar. / E. A.
Daniel Serrano
DANIEL SERRANOLevante

Seamos realistas, el Levante almeriense es una comarca donde se vive muy bien. A excepción de la temporada estival, los municipios no están masificados, hay una buena oferta gastronómica y su clima mediterráneo, caracterizado por unas temperaturas suaves con una media de 20 grados y aproximadamente 300 días de sol al año, hacen de este territorio un lugar idóneo en el que vivir en paz y armonía.

Sin embargo, hay un servicio demandado por la sociedad de esta comarca que es muy necesario y que en la mayoría de los municipios no se puede ofrecer. Se trata de las residencias para personas mayores, un servicio que, a priori, podrán ofrecer a principios de 2020 los municipios de Mojácar, Vera y Garrucha. Si bien, merece la pena apuntar que en Carboneras también están a la espera de poder construir otra para satisfacer la demanda de sus vecinos.

A 300 metros del mar

En el caso del municipio de Mojácar, mañana comenzarán las obras para la construcción de la futura residencia de mayores y centro de día.

El edificio se levantará en una parcela de 13.000 metros cuadrados situada en la calle Oran, a 300 metros de la playa. La empresa adjudicataria, Albaida Infraestructuras, tiene un plazo de ejecución de 14 meses y las obras, con una inversión de más de 2,1 millones de euros, estarán financiadas por los Planes Provinciales de la Diputación de Almería (1.078.000 euros) y por el Ayuntamiento de Mojácar, que aportará 1.046.238 euros.

El nuevo edificio ofrecerá de forma conjunta el servicio de residencia y centro de día, con un total de 80 plazas (60 residentes y 20 en estancias diurnas). La parcela municipal será ocupada parcialmente por el edificio y contará con espacio disponible para posibles ampliaciones y para una zona verde.

La edificación ocupará 2.884 metros cuadrados, distribuida en planta sótano, baja y primera. El edificio ocupará la zona sur de la parcela con el objetivo de garantizar la luz natural y se situarán las estancias de mayor uso en el este y oeste, con el objetivo de favorecer la ventilación cruzada e iluminación.

Al tratarse de una residencia y un centro de día en el mismo edificio, se ha diseñado de tal manera que funcione como un conjunto, con un único punto de control, con salas comunes que pueden ser utilizadas tanto para los usuarios residentes como para los de diario.

Presentación de las obras de construcción de la residencia de mayores y centro de día en Mojácar, el pasado miércoles.
Presentación de las obras de construcción de la residencia de mayores y centro de día en Mojácar, el pasado miércoles. / D. S.

El edificio tendrá forma de L en torno a un patio al que se accede solo desde el interior de la residencia con el objetivo de poder controlar en todo momento a los usuarios. La residencia contará con 27 habitaciones dobles y otras seis individuales.

Además, este complejo del bienestar va a crear más de 40 puestos de trabajo estables una vez que pueda abrir sus puertas.

«En Mojácar tenemos un porcentaje muy elevado de personas mayores, con dependencia y sin familia. Hay muchas personas que eligen Mojácar para disfrutar de su última etapa vital y cuando se quedan solos quieren quedarse aquí. ¿Qué mejor que una residencia como la que vamos a hacer aquí para poder hacerlo?», comentó Rosa María Cano, alcaldesa de Mojácar.

120 plazas

En lo referente a Vera, el pasado miércoles se firmó el acta de comprobación de replanteo y autorización del inicio de las obras de la nueva residencia de mayores.

La residencia, que cuenta con un plazo de ejecución de 14 meses, estará ubicada en el entorno del Paseo Miguel de Cervantes, cerca del Espacio Escénico y la estación de autobuses, sobre una parcela de 2.400 metros cuadrados de propiedad municipal.

Interior de la residencia de mayores de Vera, según el proyecto.
Interior de la residencia de mayores de Vera, según el proyecto. / IDEAL

El edificio contará con un espacio verde interior que facilite a sus residentes un entorno participativo. Este, dispondrá de una superficie construida de 8.150 metros cuadrados, con una capacidad para unos ciento veinte usuarios, mayores y dependientes, que serán alojados en 51 habitaciones dobles y 18 individuales.

Tanto la promoción como la gestión del centro correrán a cargo de Avita Servicios Geriátricos S. L., una empresa almeriense dedicada a la dependencia y que, actualmente, administra centros residenciales en Berja, Baza, Lanjarón y Dalías.

Se trata de una concesión administrativa durante 50 años, donde el Ayuntamiento de Vera en contraprestación como canon por la concesión, dispondrá de 5 plazas municipales.

Inicio inminente

En el caso de Garrucha, según ha podido saber este periódico, está previsto que esta próxima semana se realice el acto de colocación de la primera piedra y comiencen a ejecutarse las obras para que el municipio pueda disponer de un centro que nunca ha tenido para sus mayores.

En los últimos días, operarios del ayuntamiento han estado trabajando para acondicionar el terreno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos