Llegan los días más esperados de la Semana Santa huercalense

Traslado de Ntra. Sra. de la Amargura, del Paso Morado de Huércal-Overa./IDEAL
Traslado de Ntra. Sra. de la Amargura, del Paso Morado de Huércal-Overa. / IDEAL

Todo preparado para vivir los días de más devoción y fervor con desfiles procesionales catalogados de Interés Turístico Nacional

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOHuércal-Overa

Los días más esperados por todos los cofrades y creyentes huercalenses ya están aquí. Y es que, si hay un municipio en el Levante almeriense que vive la Semana Santa de una manera especial, con permiso de Cuevas del Almanzora, ese es Huércal-Overa.

Su escenificación sobrepasa cualquier frontera de la imaginación y es por ello por lo que sus desfiles procesionales están catalogados de Interés Turístico Nacional desde el año 1983, los primeros en la provincia en recibir dicha distinción. Se trata de unas fechas que marcan incluso la idiosincasia de los propios habitantes del municipio.

Aun así, la Semana Santa comenzó en Huércal-Overa mucho antes, pues el viernes 23 de marzo, la Pontificia, Real, Venerable e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Sepulcro del Redentor, el Paso Negro, la cofradía huercalense más histórica, incluso anterior a la Exención del Villazgo, procesionó a la Virgen de la Soledad.

El sábado 24, por una parte, el Paso Morado realizó el Traslado del Santísimo Cristo de la Misericordia y, por otra parte, el Paso Negro hizo lo propio con la Santísima Virgen del Río.

El Domingo de Ramos hizo su estación de penitencia la Hermandad de la Borriquita. También el Paso Negro procesionó a la Santísima Virgen del Río. El Lunes Santo fue el Paso Morado quien trasladó a Nuestra Señora de la Amargura hasta la Iglesia Parroquial. Y en la noche de ayer, el Paso Blanco hizo su primera procesión con la imagen de Jesús Cautivo.

Sin embargo, los días más grandes son hoy, mañana y el Viernes Santo, que además a priori, contarán con unas temperaturas agradables.

Esta noche el Paso Morado realizará a las 20.30 horas la Solemne Procesión de la Hermandad con Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Salzillo, además de la Virgen de la Amargura, el Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Esperanza.

Mañana, Jueves Santo, es el día grande del Paso Blanco que sacará las imágenes de Nuestro Padre Jesús en su Tercera Caída, La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor, San Juan y Nuestra Señora de las Angustias, a las 21 horas. Por su parte, el Paso Morado, realizará de madrugada la Procesión del Silencio. Solemne Vía Crucis acompañando al Santísimo Cristo de la Misericordia al Calvario.

Para finalizar, el Viernes Santo, a las 10.30 horas, el Paso Morado será el encargado del Tradicional Solemne Vía Crucis acompañando a Nuestro Padre Jesús Nazareno al Calvario.

El Paso Negro será el encargado de cerrar la Semana Santa de Huércal-Overa con su Solemne Procesión del Santo Entierro de Cristo. La misma pone en escena todo su inmenso e incalculable patrimonio forjado a lo largo de más de tres siglos y medio, poninendo el mejor broche posible a la semana grande en la villa. En ella estarán presentes las Imágenes del Cristo en la Oración en el Huerto; Santísima Virgen del Río; Cristo Yacente en el Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad. Sin duda una procesión que se caracteriza por la suntuosidad, el orden y la seriedad unidos a la inmemorial tradición de las ‘Paradas’ del Cristo Yacente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos