El Ministerio para la Transición Ecológica anula la segunda fase del paseo marítimo de Mojácar

Varias personas tomando el sol en Maui Beach, uno de los chiringuitos afectados por el proyecto del paseo marítimo./MAUI
Varias personas tomando el sol en Maui Beach, uno de los chiringuitos afectados por el proyecto del paseo marítimo. / MAUI

El documento al que ha tenido acceso IDEAL da la razón a los chiringuitos afectados y frena la construcción del nuevo tramo

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

Para el bien de los chiringuitos, apoyados por PSOE y Somos Mojácar, oposición en el Consistorio de la localidad, y para frustración del equipo de gobierno mojaquero, la interminable historia de la segunda fase del paseo marítimo de Mojácar se ha vuelto a repetir.

Tal y como ocurrió en noviembre de 2017, el Ministerio para la Transición Ecológica ha vuelto a anular el proyecto al estimar el recurso de reposición interpuesto por uno de los chiringuitos afectados contra la resolución, de fecha 13 de marzo de 2018, adoptada por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en la que se aprobaba definitivamente esta fase del paseo.

El documento emitido por el Ministerio, con fecha 21 de septiembre de 2018, al que ha tenido acceso IDEAL, expone que la parte recurrente alega «la caducidad del procedimiento por el transcurso del plazo de tres meses. Incongruencia y falta de motivación en la resolución que se impugna, dado que el informe ambiental ha sido redactado sobre la base de una normativa derogada y la eficiencia energética carece de la justificación exigida». Asimismo indica que «no se da respuesta a las alegaciones relativas a desviación de poder, trato discriminatorio y al trazado alternativo, hechas en el periodo de información pública».

En el mismo se indica que «el procedimiento tiene por finalidad una obra pública consistente en la construcción de un paseo marítimo y al mismo tiempo, como el propio proyecto indica, trata de recuperar la accesibilidad rodada y peatonal existente sobre zonas previamente deslindadas de uso público permitiendo la continuidad del paseo marítimo en esa zona, dado que algunos de los locales y terrazas actualmente existentes, y este es el caso de los recurrentes, ocupan parte de la servidumbre de tránsito y de protección del dominio público por lo que se ven directamente afectados por esta obra pública».

Así, para el Ministerio, la obra proyectada «tiene efectos desfavorables o de gravamen sobre los titulares de los locales que, como es el caso del recurrente, se verán afectados por el nuevo trazado del paseo marítimo con incidencia directa en las terrazas y los propios locales existentes en la actualidad que serán expropiados y se limitará el uso y aprovechamiento actualmente existente como consecuencia del proyecto impugnado».

Ya se advirtió en mayo

Merece la pena recordar que, en la sesión plenaria extraordinaria celebrada el pasado mes de mayo, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Manuel Zamora, se dirigió a la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, en los siguientes términos: «Escúcheme bien lo que le voy a decir, este proyecto también está caducado».

Una sesión que estuvo marcada, como ya ocurriera en mayo de 2017, por la asistencia de los afectados, que aplaudieron el anuncio de la oposición llegando incluso a increpar a la alcaldesa mojaquera.

Ayer, en declaraciones a este periódico, Zamora comentó que «tanto la alcaldesa como todos sus asesores no tienen la capacidad suficiente como para sacar ningún proyecto adelante». Para el socialista, «esto demuestra que si el equipo de gobierno hubiera negociado con los afectados y llegado a un acuerdo, el paseo marítimo no se habría paralizado ninguna de las dos veces».

En la misma línea, la portavoz de Somos Mojácar, Jessica Dee Simpson, manifestó su alegría por la anulación ya que «con el final de la legislatura será imposible que este proyecto se lleve a cabo. Hay un atisbo de esperanza de que se pueda proponer un nuevo diseño consensuado con los afectados».

Igualmente, Fernando Benito, representante de los chiringuitos comentó que «el error es no consensuar el paseo».

Por su parte, Cano comentó a este periódico que le parece «una vergüenza que por la misma causa el Ministerio vuelva a dejar que se caduque un expediente». A su vez aseguró que el equipo de gobierno va a seguir luchando por el paseo marítimo con el mismo proyecto, sin negociar con los chiringuitos, «porque creo en ese proyecto totalmente y creo que así se debe de hacer».

 

Fotos

Vídeos