Tras seis años de ‘ruidos’, la justicia da la razón a los vecinos de la calle Jaén

Tras seis años de ‘ruidos’, la justicia da la razón a los vecinos de la calle Jaén
  • Tras seis años de quejas, este verano les llegaba a los vecinos de la calle Jaén de Cuevas del Almanzora la resolución en firme de la justicia. Tenían razón. Eso es lo que dice el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), al haber ratificado la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería en la que se condenaba al Ayuntamiento cuevano a actuar para terminar con el «suplicio de continuos ruidos y golpes», según explican los propios vecinos, y también a indemnizar a los denunciantes con 10.000 euros a cada uno.

 

Según estima la justicia, los vecinos tienen razón al reclamar por la «inactividad del Ayuntamiento» que ha supuesto, tal y como especifica la propia sentencia, «la vulneración de los derechos de los recurrentes a la vida privada, integridad física o moral, a la intimidad personal y familiar». La sentencia aclara que para restablecer dichos «derechos fundamentales», el Consistorio deberá «realizar las actuaciones y requerimientos necesarios para que por el titular del local sito en calle Jaén, se ejecuten sin dilación las medidas correctoras pertinentes en orden a evitar la producción de niveles sonoros y vibraciones superiores a los fijados en la normativa vigente». 

Para estos ciudadanos, la sentencia supone un descanso «porque es imposible vivir de esta forma», aseguran, a pesar de que reconocen y también lo hace la sentencia que el Ayuntamiento tomó algunas medidas como «la clausura temporal del local, sanción al propietario», se asegura que «dichas medidas fueron claramente insuficientes en orden a evitar los ruidos y molestias que venían padeciendo los entonces recurrentes, ya que se siguieron incumpliendo las previsiones contenidas en el Decreto 326/2003, lo que se desprende del examen conjunto de las pruebas practicadas en el proceso».

El fútbol en casa sin querer

Los vecinos que llevan seis años «malviviendo» en sus casas, aseguran, debido a las continuas molestias de este establecimiento, una Peña Madridista, que tienen bajo sus viviendas, están «contentos de que, por fin, se nos haya escuchado y dado la razón porque realmente el nivel de ruidos y golpes que tenemos que soportar es realmente insoportable», afirma una de las personas afectada. «No nos han hecho caso en este tiempo, han hecho como que hacían algo, como que insonirizaban pero siempre hemos escuchado el mismo nivel altísimo de ruidos. No lo decimos nosotros, nos han hecho muchas mediciones y todas sobrepasan los niveles aceptables».

Ahora, afirman que «sólo queremos que el Ayuntamiento de Cuevas cumpla la sentencia y tome las medidas oportunas para que dejen de vulnerarse nuestros derechos fundamentales, que tenemos derecho a desarrollar nuestra vida en casa con tranquilidad». Añaden, además, «en la sentencia lo dice, no se entiende que haya una licencia dada como Bar sin música y tengan gran cantidad de equipos de sonido, televisiones, reproductores y ocho altavoces».

Algunos de los vecinos eran aficionados al fútbol, pero aseguran que «es que ahora mismo oímos el fútbol en casa queramos o no. Si nos gustaba algo hemos acabado por aborrecerlo». Sea como fuere, lo que piden estos ciudadanos, ahora con una sentencia en la mano que les da la razón tras seis años de quejas, es que «se acaben los ruidos y podamos estar en nuestras casas en paz como cualquiera».