Garrucha se despide de Galasa

Garrucha se despide de Galasa
  • El Ayuntamiento comunica a Diputación y la empresa del agua su abandono como socio por el ‘cambio estructural producido’

Garrucha hizo ayer oficial, tras más de un año atisbándose, su abandono de Galasa, no sólo del servicio, sino como socia de la empresa pública del agua. Lo hizo en un pleno extraordinario y urgente en el que solo se debatió esta moción, que tuvo la oposición del PP y el Grupo Independiente de Garrucha, Giga, aludiendo a sus dudas sobre los beneficios que tendrá esta decisión para el pueblo garruchero.

La razón principal en la que se fundamenta la salida de Garrucha de la sociedad es la modificación estatutaria que llevó a cabo la empresa en Junta General y la Diputación Provincial de Almería con los votos en contra del PSOE, atendiendo, según expresa la propia moción a que se fundamentó en tres propuestas: la prórroga de la sociedad que, hasta el momento, tenía una duración de 50 años; la creación de nuevas prestaciones accesorias para los socios , y la aprobación en bloque de la modificación estatutaria, «sin atender a la Ley de Sociedades de Capital, que establece que se deben aprobar por separado y atendiendo a capítulos o bloques conexos impidiendo una aprobación en bloque».

Con todo ello y entendiendo el equipo de Gobierno local, dirigido por la socialista María López, que esta modificación puede suponer un perjuicio a los intereses de Garrucha y también que se merma la capacidad de control y decisión en los asuntos del servicio de gestión el agua local, se aprobó en el plenario, pedir a la Diputación Provincial que anule dicha modificación de estatutos, así como comunicarle la separación del Ayuntamiento de Garrucha de la empresa pública Galasa, bajo la justificación de que se ha efectuado un cambio estructural en la mercantil con el que no están de acuerdo.

La primera edil recordó que el pasado 1 de diciembre se llegó a un acuerdo en Diputación para salvar Galasa, tras las «propuestas del PSOE de bajar la subida pretendida por el PP de un 48% y añadir otra serie de medidas para mejorar la gestión de la empresa. De esas, no se ha puesto ninguna en marcha, solo se ha anunciado una inversión pero, excepto el acuerdo llegado entre Carboneras y Diputación, nada más se sabe de qué y cuánto se va a invertir, si es que se hace». Para López, «después de todo el proceso, lo que creemos que pasará es que se subirán nuevamente las tarifas, cuando no sea privatizarla. Lo que quiere el PP es controlarlo todo para hacer lo que quiera con Galasa».

El portavoz del PP, Juan Francisco Fernández, acusó al PSOE de no atender a intereses generales sino a intereses «partidistas o personalistas» y aseguró que la decisión costará «5,2 millones de euros» que asumir Garrucha como parte de la deuda de la empresa pública, lo que supondrá «casi una ruina para el Ayuntamiento».

López replicó que para «hacer cuentas de la deuda tendrán que tener primero claras las cuentas en Galasa.

Por su parte, Bernardo Simón, del Grupo Independiente de Garrucha (Giga), dijo que esta salida es parte de la hoja de ruta que ya tenía fijada el PSOE y que bajo la excusa del incumplimiento del PP, siguen.

En el Almanzora, Arboleas ha sido el primer municipio también en iniciar la "desconexión" de Galasa, bajo los mismos argumentos que Garrucha.