Vecinos de Huebro, en pie de guerra, aseguran que: «La Virgen no se va»

Vecinos de Huebro, en pie de guerra, aseguran que: «La Virgen no se va»
  • Han convocado una reunión a las 16 horas del domingo en la puerta de la iglesia para impedir el traslado temporal de la imagen del Rosario

Vecinos de Huebro han vuelto a ponerse en pie de guerra, ante la inminente Semana Mariana propuesta por el párroco de Níjar, José Rodríguez Bonilla, que bajará a la Virgen del Rosario a la villa durante una semana. Se niegan, de forma rotunda, y por tercera vez (no es la primera que se oponen a que la imagen deje su barriada), a que salga de Huebro y advierten de que el domingo, a las 16 horas, hora fijada para el traslado, estarán allí para impedirlo.

Según un comunicado de estos ciudadanos, «nuevamente surgen las tensiones entre los vecinos, devotos de la Virgen de Huebro y el párroco de Níjar que sigue en su empeño de llevarse la imagen a la localidad de Níjar».

No es la primera vez que hay un problema con este asunto. En 2015, se propuso la salida de la Virgen a la parroquia principal de la villa nijareña para celebrar misa y luego devolverla en procesión a su templo original, los vecinos, en principio aceptaron que fuera solo un día, pero nunca en sus fiestas de octubre. Sin embargo, los hechos desembocaron en un desencuentro que terminó por hacer desistir al cura de su intención, ante la oposición firme de los fieles huebrenses.

En esta ocasión se propone una semana de culto en la villa, que comenzará el domingo con el traslado de la Virgen. Ahora, en mayo. Sin embargo, los vecinos, «un grupo pequeño», según dijo a IDEAL el párroco Rodríguez Bonilla, «se opone otra vez a que se haga, y no se porqué, ya que la devoción por la Virgen del Rosario está en Níjar y en Huebro. Es más, fueron vecinos de Níjar y de Huebro los que me propusieron hacerlo».

Una versión que no comparten desde Huebro, personas como Jesús Martínez, que aseguró que «ante la insistencia del párroco por trasladar la Virgen con la idea de engrandecerla, según sus explicaciones, los vecinos expusieron que eso se podría hacer mejor en su propia casa si realmente era por devoción y propusieron hacer una semana de culto mariano en Huebro, facilitando autobuses a todos los vecinos de la comarca, hacer convivencias, comidas de hermanamiento, cultos a la Virgen, entre otras actividades. Este año, esa propuesta la organizan con otro nombre, y en Níjar, en lugar de en Huebro, y así justificar el traslado de la Virgen de Huebro».

Según Martínez, su oposición sigue firme, como «propietarios legítimos de la imagen», ya que explicó que en los 80 ya intentaron llevarse a la Virgen y no lo consiguieron, antes la quemaron durante la Guerra Civil y fueron los vecinos quienes adquirieron la que existe hoy día. Afirmó también este vecino de Huebro que «la imposición de cura y el no haber podido conseguir su objetivo ha hecho que les cierren la Iglesia y solo la abran los domingos y que le retiren las llaves a una abuela de 88 años, que lleva toda la vida de camarera de la Virgen y que siempre abría en cualquier momento, cualquier día a quién quisiera verla».

Igualmente, apuntaron estos vecinos que no entienden «como quieren hacerle una semana mariana dedicada a una imagen que no es la de Níjar, que no quisieran hacer la de Huebro, y que teniendo santo y virgen patrones propios, nunca le hayan hecho una semana dedicada». Se preguntaron, así mismo, «cuál es la intención real de estos actos, que no cuentan con la aprobación de Huebro».

Por su parte, el cura José Bonilla aseguró a IDEAL que la idea «no es cosa del cura, ni de Níjar contra Huebro, ni mucho menos. A mí me propusieron vecinos de Níjar y de Huebro hacer un acto mariano, teniendo en cuenta la gran devoción que existe en toda la comarca por la Virgen del Rosario. Me pidieron que no lo hiciera en octubre por ser las fiestas patronales de Huebro, y se traslada a mayo, y siguen oponiéndose. Algo que no se entiende. Tienen un concepto de propiedad extraño. Todas las vírgenes marchan en Romería a otros lugares. La del Mar va a Torregarcía, la del Rocío a Ayamonte y así, ¿por qué no se puede hacer aquí?».

Bonilla afirmó que tras 14 años como sacerdote «nunca he tenido ningún conflicto, siempre me he entregado buscando el bien común». De hecho, según apuntó el párroco, «muchos vecinos de Huebro están indignados con la postura de este pequeño grupo, que se opone a un acto aprobado por la autoridad competente, que es el Obispado».

Y con el ambiente en estas condiciones, el domingo, los actos de la romería previstos por el clero están fijados a partir de las 17 horas. Los vecinos de Huebro han convocado una reunión a las puertas de la iglesia a las 16 horas para impedir la salida de la Virgen del Rosario hacia la villa de Níjar.

Temas