Camisetas de apoyo a los chiringuitos de Mojácar que partirá por la mitad el paseo

Camisetas de apoyo a los chiringuitos de Mojácar que partirá por la mitad el paseo
  • A pesar de haberse aprobado el proyecto de segunda fase del paseo marítimo, la petición de edil de la oposición por la falta de información ha hecho que tenga que repetirse el lunes

Un pleno movido tuvo ayer Mojácar, en el que hubo momentos de tensión e, incluso, la expulsión del concejal del PSOE, Manuel Zamora por supuesta falta de respeto, cuando pedía explicaciones sobre el proyecto del paseo marítimo que partirá en dos los chiringuitos emblemáticos de la playa de El Cantal. «Se ha aprobado todo por mayoría del equipo de Gobierno del PP. Pero ha sido increíble, ya que se ha dado luz verde a un proyecto del que la alcaldesa no ha dicho ni una sola palabra alegando que el que quería verlo ha podido verlo. Es decir no lo ha presentado. De hecho, ni siquiera lo han traído físicamente en papel al pleno», aseguraron desde Somos Mojácar, cuya concejal Jessica Simpson exigió la anulación de la sesión, precisamente, por esa falta de información. De hecho, a las 15 horas de ayer, los ediles recibían una nueva convocatoria de pleno en el que se reflejaba para nueva votación el punto número 1 del pleno de ayer, aprobación del proyecto del paseo marítimo en su segunda fase, pero no el del segundo punto que tenía que ver con las expropiaciones para ejecutar dicho paseo.

«Así ha sido el pleno del inicio de la destrucción de los chiringuitos», concluyeron desde la formación Somos Mojácar. En la misma línea, pero con el tema de empleo y economía local, se pronunció el concejal socialista, Manuel Zamora, que criticó la actitud «cerrada» y la «falta de diálogo» que mostró durante todo este tiempo y en el pleno celebrado ayer la alcaldesa del PP, Rosa Cano, con los empresarios de chiringuitos cuyas reivindicaciones «no están siendo escuchadas».

Camisetas de apoyo

Los concejales de la oposición mojaquera lucieron camisetas de apoyo a los chiringuitos, luciendo sus nombres. Zamora habló por quienes viven del negocio de la hostelería al asegurar que se iba a «acabar con el pan de muchas familias» y quería que esta circunstancia fuera entendida por la regidora mojaquera que, dijo, «lleva 30 años viviendo del Ayuntamiento» y no se ve, por tanto, en la necesidad de levantar cada día un negocio particular.

«Si continúa con su plan va a perjudicar a muchos chiringuitos y a sus trabajadores que perderán su empleo porque la viabilidad de los negocios decrecerá» al tiempo que «va a hipotecar el futuro de nuestro ayuntamiento, pues los contenciosos por el lucro cesante que esos negocios plantearán al consistorio serán millonarios por no dialogar con ellos y ofrecer las alternativas existentes que no les perjudiquen», censuró Zamora.

Los socialistas manifestaron están conformes con la ampliación de dicho paseo marítimo, pero apuestan por hacerlo «sin que afecte, ni en un metro cuadrado, a los chiringuitos» de la playa. Es decir, que el paseo continúe «adaptándose al terreno y a las infraestructuras existentes» y, sobre todo, «en permanente diálogo» con los propietarios afectados. Se trata de un paseo de ocho metros de ancho en el frente costero algo, por otro lado, «mastodóntico», a juicio de los socialistas.

Temas