La obra de seguridad vial de la A-332 de Cuevas a Terreros, lista en verano

La obra de seguridad vial de la A-332 de Cuevas a Terreros, lista en verano

El consejero de Fomento, Felipe López, da inicio con su presencia a la actuación en el entorno de la gasolinera ‘El Borja’, formalizada ayer por un millón de euros

J. SIMÓN cuevas del almanzora

El polígono industrial de ‘Los Pocicos’ en Cuevas del Almanzora dejará de poseer la penosa peculiaridad de no tener acceso y, con ello, además, la A-332 que va desde la localidad hasta San Juan de los Terreros(Pulpí), con más de 5.000 vehículos diarios, muchos como transporte pesado, dejará de ser un peligroso punto negro de la red viaria comarcal y provincial de Almería, gracias a las obras que ayer comenzaron y a las que dio el pistoletazo de salida el consejero de Fomento de la Junta, Felipe López, acompañado del consejero de Agricultura, el turrero Rodrigo Sánchez, la delegado del Gobierno, Gracia Fernández, los delegados de Fomento y Agricultura, Joaquín Jiménez y José Manuel Ortiz, respectivamente, y el alcalde cuevano, Antonio Fernández.

La actuación consiste en la construcción de dos glorietas unidas por un puente sobre la carretera actual, en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 9,1 y 13. Con estas obras se reordenarán los accesos existentes a esta zona industrial, se conseguirá reducir la velocidad y se evitarán los giros indebidos a la izquierda que actualmente se registran para evitar tener que recorrer más de un kilómetro para poder efectuar el giro.

«Con todo ello damos respuesta a una actuación muy demandada por los usuarios de la zona, ya que se resolverán de forma ágil los movimientos de vehículos turismo y de tráfico pesado, cuyo crecimiento ha sido paralelo al notable incremento de las empresas exportadoras hortícolas localizadas en la zona», añadió el consejero.

La empresa Napal será la encargada de llevar a cabo la actuación, por un importe de 1.062.000 euros, en un plazo de ejecución previsto de ocho meses, con lo que se espera que para el próximo verano esté finalizada.

«En esta zona se está produciendo un importante desarrollo industrial en las parcelas anexas, por lo que hemos considerado necesario actuar para facilitar las incorporaciones y dar más fluidez al tráfico con una solución estructural a doble nivel que permitirá mejorar la seguridad vial», concluyó López.

El primer edil cuevano se mostró satisfecho por el inicio de la actuación y explicó que esta obra es «muy importante», no sólo porque mejora la seguridad vial y evitará seguir padeciendo un punto negro del tráfico, sino también porque «dará vida al polígono, creando riqueza para el municipio». Además, Fernández recordó que «el polígono se hizo como muchas cosas de las que se hacían sin unas infraestructuras previas, sin acceso, por ejemplo, pero también sin alcantarillado, que es el siguiente problema que debemos resolver en esta zona».

Variante Mojácar

Antes de su llegada a Cuevas, el consejero de Fomento firmó en Mojácar con la alcaldesa, Rosa María Cano, el convenio por el que la Junta cede al Ayuntamiento los terrenos necesarios para construir la segunda fase de la variante, infraestructura que completará la primera parte, puesta en marcha en 2005 tras una inversión de 4,3 millones de euros. Esta segunda parte consta de 2,2 kilómetros y a una inversión de unos 4,5 millones de euros que llevará a cabo el Consistorio, para después devolver el mantenimiento y la conservación de la misma a la administración autonómica.

La segunda fase de la variante comprendía 5,7 kilómetros y una inversión de 9,5 millones de euros, cuando fue prevista hace más de 10 años, pero fue descartada por afectar en su trazado a la tortuga mora.

Ahora se retoma la infraestructura, que ejecutará el Consistorio, pero evitando afectar a zona medioambiental protegida o de especial sensibilidad, de ahí que este tramo, una vez hecho, llegue solo hasta el enlace de La Paratá.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos