Las obras del desdoblamiento de la vía Vera-Garrucha sufren un nuevo parón

Las obras del desdoblamiento de la vía Vera-Garrucha sufren un nuevo parón

El consejero de Fomento aseguró que la Junta ha dado un ultimátum a la empresa para que siga con la actuación o rescindirán el contrato

A. MALDONADO vera

Desde su inicio ha ido a ‘trancas y barrancas’ y parece que sigue habiendo problemas para que el reinicio, tras cinco años paradas, de las obras de la segunda fase del desdoblamiento de la carretera Vera-Garrucha sea definitivo. La Junta anunció en enero, con la presencia del consejero de Fomento, Felipe López, el reinicio de las obras, tras un lustro sin movimiento. Entonces ya se había retrasado el mismo varios meses desde las previsiones de la administración autonómica, que en agosto de 2016, aseguró que en septiembre se retomarían. Al parecer había habido algunos inconvenientes que se habrían salvado en esos meses y en enero, las máquinas volvían al tajo.

Sin embargo, ahora de nuevo, los problemas continúan y tras varias semanas sin obras, el consejero de Fomento confirmó el problema durante su visita a Vera el pasado viernes para presentar el proyecto de rotonda en el cruce entre la localidad veratense y Cuevas del Almanzora. Siguen las desavenencias con la empresa por un modificado al presupuesto inicial que según la administración supondría muy poco respecto al montante final.

Según el delegado de Fomento, Joaquín Jiménez, ya se ha hecho un modificado técnico que sustituye el enlace de Puerto Rey por una glorieta. Y si la empresa no cumple el contrato, advirtieron, la Junta se verá obligada a rescindirlo.

Eso implicaría nueva licitación y, una vez más, que el desdoblamiento no cumpla las fechas previstas nuevamente, extendiéndose en el tiempo los trámites y la finalización de la obra que se anunció para antes del verano de 2018.

Han pasado cerca de ocho años desde que se adjudicaron estas obras a la UTE Detea-Tapusa por un presupuesto de 11,8 millones de euros (ahora ya está en 12,31 millones). En mayo de este año se informó de que la actuación estaba al 22% de ejecución. Los trabajos se pararon tras asfaltar la vía de servicio entre el primer tramo y la segunda fase de desdoblamiento.

Los vecinos de la zona, y también quienes tienen una segunda residencia en la comarca, ven con desánimo como, verano tras verano, el tramo se convierte en un auténtico hormiguero, y colas interminables para desplazarse, por esta vía que une el Levante almeriense con la región de Murcia a través de la Autovía del Mediterráneo (A-7), de ahí que fuera incluida en el Programa Operativo Feder 2014-2020, que prima la cofinanciación de aquellas infraestructuras viarias que conectan con la Red Transeuropea de Transporte, como la A-7.

La zona triplica su población en épocas estivales y la A-352 soporta un tráfico medio de 14.500 vehículos al día con lo que es una necesidad que se desdoblen los 4,7 kilómetros que restan desde el final del primer tramo hasta al rotonda de las Buganvillas, para eliminar otro de los grandes puntos negros de la comarca en cuanto a tráfico.

Fotos

Vídeos