La oposición defiende que la licencia de vados es una tasa y no un impuesto

Vado impuesto por el Ayuntamiento de Mojácar en el límite del término municipal./D. S.
Vado impuesto por el Ayuntamiento de Mojácar en el límite del término municipal. / D. S.

PSOE y Somos Mojácar aseguran que se trata de una medida recaudatoria y que los ciudadanos no tienen la obligación de solicitarlo

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

Durante la última sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento de Mojácar, la oposición volvió a utilizar sus turnos de intervención en los ruegos y preguntas para trasladar al equipo de gobierno su ‘malestar’, y el de los vecinos mojaqueros, por la imposición de los vados que se está llevando a cabo desde el Consistorio.

El primero en hacer referencia al tema fue el Partido Socialista. El portavoz del grupo, Manuel Zamora, preguntó a la alcaldesa el número de recursos que se habían presentado por parte de los vecinos mojaqueros y cuántos habían sido contestados por parte del Ayuntamiento.

Zamora aseguró que son muchos los ciudadanos que están recibiendo la negación por parte del Consistorio a la alegación que presentaron en su momento por la imposición de los vados «como medida recaudatoria». El portavoz del Grupo Municipal Socialista explicó que le sorprende que un vecino presente un recurso porque no quiere un servicio municipal que está regulado mediante una tasa y desde el Ayuntamiento le respondan con una fotografía de una entrada de acceso de vehículos advirtiéndole de la obligación de solicitarlo.

«¿Qué sentido le ve a que si un vecino le está diciendo que no lo quiere, usted le responda con una fotografía y le autorice una licencia para vado con la correspondiente obligación de pagarla?», preguntó Zamora ante el pleno. El portavoz socialista continuó explicando que si un ciudadano no quiere tener un vado y el día de mañana le aparcan en la entrada, pues simplemente no podrá llamar a nadie para que retire el vehículo, pero no es una obligación el tenerlo.

Por su parte, la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, volvió a explicar, al igual que ha hecho en otras ocasiones, que se trata de una ordenanza vigente desde el año 96 y que, anteriormente, «unos pagaban y otros no». Cano desveló que ella no responde a los recursos sino que lo hace un técnico y un letrado del Ayuntamiento «conforme a Ley».

En el turno de intervención de Somos Mojácar, fue Carlos Rodríguez quien se dirigió al equipo de gobierno para preguntarle si había recibido alguna información sobre la queja interpuesta por él mismo al Defensor del Pueblo Andaluz.

Rodríguez continuó con su turno de palabra leyendo ante el pleno la autorización de licencia de vados en la que el arquitecto municipal emite en sentido favorable la concesión de una licencia de vado. «La concesión se emite cuando alguien la pide», explicó el portavoz de Somos antes de preguntar a la alcaldesa la razón de que si los ciudadanos están obligados a pagar vados por qué en el escrito pone que ellos lo han solicitado.

«Usted quiere convertir una tasa en un impuesto y este concejal no va a dejar huérfano a los vecinos», afirmó Rodríguez.

La alcaldesa volvió a responder en la misma línea, asegurando que desde el Ayuntamiento responden siguiendo un asesoramiento jurídico y técnico. «No voy a entrar en discusiones ni en debates. No es algo que haga porque yo quiera, es algo que va conforme a Ley y por ello se está informando a los ciudadanos», concluyó Cano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos