El pleno de Vera aprueba volver a licitar la piscina en un plazo de dos meses

Codeur dejará de gestionar la piscina municipal ‘Mariana Pineda’/IDEAL
Codeur dejará de gestionar la piscina municipal ‘Mariana Pineda’ / IDEAL

La mercantil Codeur y el Ayuntamiento veratense acuerdan rescindir el contrato para la gestión del servicio público por mutuo acuerdo

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOVera

El Ayuntamiento de Vera aprobó durante el desarrollo de la primera sesión plenaria del año, de carácter ordinaria, iniciar el expediente de resolución por mutuo acuerdo del contrato de gestión indirecta del servicio público de la piscina municipal cubierta 'Mariana Pineda', que actualmente mantiene vigente el Consistorio con la empresa mixta Codeur en la que el 51 % del accionariado es de titularidad municipal.

Ya el pasado 27 de enero de 2017 la empresa concesionaria presentó un escrito en el que solicitaba la modificación de las condiciones de la concesión justificada en razones de reequilibrio económico o, en su caso, que se resolviese la misma por ser «inviable en los términos inicialmente aprobados». Ante esto, el 17 de octubre de 2017 Codeur presentó dicha solicitud en las dependencias municipales, en términos similares.

El motivo principal por el que la empresa mixta decidió dejar la explotación del servicio público es que la causa obedece a que la concesión está mal equilibrada y es deficitaria, es decir, que no es rentable.

A efectos de garantizar la debida prestación y continuar con dicho servicio, el Ayuntamiento se comprometió a que, en un plazo máximo de dos meses, se iniciará el nuevo expediente de contratación para la prestación del servicio público de piscina y de gimnasio municipal. Igualmente informó que no abonará ninguna indemnización a la actual empresa concesionaria en materia de pérdidas hasta el 31 de diciembre de 2017 pero si que abonará hasta 20.000 euros en concepto de gastos de suministros hasta final de junio del presente año.

En caso de que la nueva concesión resultase desierta, Codeur deberá asumir las obligaciones laborales del personal, asumiéndolo como propio o procediendo a la extinción de su relación laboral de acuerdo a lo establecido en las leyes vigentes. El actual concesionario además tiene la obligación de prestar servicio hasta la adjudicación de la nueva licitación que, en ningún caso, superará el 30 de junio de 2018. En caso de que llegados a ese día no se haya adjudicado la concesión, Codeur deberá seguir prestando servicio pero será el Ayuntamiento veratense quien responda ante las pérdidas debidamente justificadas.

Antecedentes

Tal y como explicó el secretario del Ayuntamiento de Vera, el 26 de junio de 2015 se procedió a la adjudicación del contrato de gestión del servicio público de la piscina cubierta y el gimnasio municipal ‘Mariana Pineda’ a favor de la mercantil Codeur.

Según las cláusulas registradas en el contrato firmado por aquel entonces el plazo de explotación sería de ocho años improrrogables. En él también se acordó que el Consistorio realizaría una subvención anual de 100.000 euros que iría destinada a los gastos generales.

Proceso irregular

A pesar de que la resolución se aprobó con los votos a favor del equipo de gobierno, formado por PSOE y PA, el Partido Popular de Vera votó en contra.

Durante su intervención en la sesión plenaria el portavoz del PP, Juan de la Cruz Belmonte, expuso que Codeur, en el pliego económico que presentó cuando se inició el contrato, ya calculaba pérdidas durante los dos primeros años en la concesión por las inversiones iniciales pero estas se compensarían durante los restantes años.

Respecto a la indemnización de 20.000 euros prevista por el Ayuntamiento en conceptos de gastos de suministros (agua, gasoil, electricidad, entre otros), el Partido Popular aseguró que en la solicitud de rescisión del contrato que presenta la empresa mixta se puede observar que «no solicita indemnización alguna, asumiendo así todas las pérdidas».

El portavoz popular aseguró también durante su intervención que se trata de un proceso irregular. «Lo más grave del asunto es que por parte del equipo de gobierno dan por válido una serie de inversiones que presenta el concesionario que no se corresponden con los informes que realizan los técnicos municipales», expresó Juan de la Cruz que preguntó: ¿a quién nos creemos?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos