La alcaldesa de Turre no supera la confianza y se abre un mes para presentar una moción de censura

En el centro, la alcaldesa de Turre, María Isabel López, durante la sesión extraordinaria celebrada ayer./D. S.
En el centro, la alcaldesa de Turre, María Isabel López, durante la sesión extraordinaria celebrada ayer. / D. S.

María Isabel López solicita el apoyo de la Corporación municipal vinculado a la aprobación del presupuesto, que tendrá vía libre el 7 de julio

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOTurre

Ya es definitivo, el 7 de julio quedará aprobado definitivamente el presupuesto municipal de Turre para el presente año.

Y es que a primera hora de la mañana de ayer se celebró una sesión extraordinaria en el Ayuntamiento de Turre donde la alcaldesa, María Isabel López, planteó la cuestión de confianza y solicitud de la misma al pleno vinculada al acuerdo de aprobación definitiva el presupuesto municipal del ejercicio 2018. Algo que rechazó la oposición, formada por PP y la edil independiente María Luisa Cervantes, que antes militaba en Somos Turre.

Sin embargo, a pesar de que el único punto del orden del día no salió adelante ya que solo obtuvo los votos favorables del equipo de gobierno que está en minoría, formado por PSOE y Somos Turre, el ejercicio económico saldrá adelante sí o sí.

Esto se debe a que, tal y como rige el Artículo 197 bis de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, la oposición tiene un plazo de un mes desde que se votó el rechazo de la cuestión de confianza para presentar una moción de censura con candidato alternativo a alcalde. Si esto no se produce, o si esta misma no prospera, se entenderá otorgada la confianza y aprobado el proyecto.

En este caso en concreto no va a ocurrir porque el Partido Popular no cuenta con la mayoría para hacerlo. Esto se debe también a que María Luisa Cervantes ya no pertenece al mismo grupo político por el que concurrió a las elecciones, ya que se presentó por Somos Turre y ahora ejerce como edil independiente, por lo que su voto no contaría como uno, tal y como marca la Ley popularmente conocida como 'Antitrasfuguismo'.

A su vez, cabe recordar que los ediles que han votado a favor de la aprobación del asunto al que está vinculado la cuestión de confianza no podrán firmar una moción de censura contra el alcalde que la ha planteado.

Otras sesiones

Dicho presupuesto quedó aprobado inicialmente el pasado 3 de mayo gracias al voto de calidad de la alcaldesa y sobre todo por la ausencia de la edil independiente María Luisa Cervantes. Esto provocó el rechazo del Grupo Municipal Popular que solicitó, por cuestión de orden, tanto suspender el pleno, y que se aplazase, como que se retirase del orden del día el punto relativo a los presupuestos, ya que lo que se iba a aprobar «no representa a los turreros».

Por aquel entonces la alcaldesa afirmó que había convocado el pleno antes de que Cervantes notificase su ausencia por temas laborales.

Así, el pasado viernes 1 de junio el equipo de gobierno llevó a pleno la resolución de alegaciones y la aprobación definitiva del presupuesto. En él, López detalló que se trataba de cuatro alegaciones presentadas por el PP, de carácter técnicas, y que habían sido desestimadas por la Secretaría del Ayuntamiento.

Por su parte, tanto el PP como la concejal no adscrita votaron en contra y, al ser mayoría, el presupuesto no pudo aprobarse definitivamente.

Las cuentas

Respecto al presupuesto en sí, los ingresos ascienden a 2,85 millones de euros mientras que los gastos, según prevé el Consistorio, serán 2,49 millones de euros, por lo que, si no le fallan las cuentas al equipo de gobierno, Turre tendrá un superávit de aproximadamente 360.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos