El PSOE acusa a GICAR y PP de saquear las arcas municipales a través de pagos a sus familiares

José Luis Amérigo y Ramón Soto en la sede provincial del PSOE./IDEAL
José Luis Amérigo y Ramón Soto en la sede provincial del PSOE. / IDEAL

Amérigo asegura tener contabilizados más de dos millones de euros en gratificaciones y sobrecostes de los servicios privatizados

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOCarboneras

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Carboneras, José Luis Amérigo, denunció ayer públicamente, en la sede provincial, el «saqueo» de las arcas municipales que está realizando el equipo de Gobierno de PP y GICAR, a través del pago de distintas cantidades a familiares directos de algunos concejales, así como por el sobrecoste que están suponiendo las privatizaciones de servicios que se han realizado en los últimos años. Amérigo cuantificó en un millón de euros la cantidad destinada a los familiares del equipo de Gobierno y en otro millón de euros anual las pérdidas que registra el Ayuntamiento por el sobrecoste de los servicios privatizados. Además, el secretario general del PSOE de Carboneras, advirtió que van a tomar «todas» las medidas, tanto políticas como judiciales, «a fin de paralizar este saqueo».

Si hace unas semanas de que tanto el PSOE como GICAR se apuntaran el logro de haber ahorrado al municipio la friolera de 11,5 millones de euros y de que, días más tarde, Amérigo quisiera hacer pública la sentencia que condena al alcalde de la localidad a tres años de inhabilitación para empleo y cargo público, leyéndola de principio a fin ante el pleno del Ayuntamiento, en esta ocasión los socialistas han vuelto a arremeter contra el equipo de gobierno asegurando que «su único interés es enriquecer a sus familiares a costa de subirnos los impuestos a los vecinos».

Así, el Partido Socialista de Carboneras contabilizó más de un millón de euros en pagos a familiares directos del alcalde y de varios concejales. Amérigo no dudó a quien apuntar y señaló, como ejemplos, que el año pasado, sólo hasta el mes de septiembre, el negocio familiar del concejal de Hacienda, Felipe Cayuela, cobró 45.723 euros. El portavoz socialista también reveló que el hermano del concejal de Urbanismo, Salvador Alarcón, también durante el año pasado, hasta julio, se embolsó de las arcas municipales la cantidad de 10.660 euros. En el caso del alcalde, Salvador Hernández, el negocio familiar de su hermana ingresó 8.385 euros hasta agosto y su hermano se embolsó 7.096 euros en concepto de «gratificaciones». El PSOE aseguró tener contabilizados estos pagos y “muchos más” a familiares directos de los concejales de GICAR y PP que hacen un total de más de un millón de euros sin que hayan pasado por el Pleno del Ayuntamiento.

«Con estas prácticas ha quedado demostrado que el único interés del alcalde, Salvador Hernández, y de sus equipos de gobierno, tanto en la legislatura pasada como en esta, consiste en enriquecer a sus familiares a costa de subirnos los impuestos a los carboneros, gobernando de espaldas al pueblo, con peores servicios, trabajadores mal pagados y sin ningún proyecto de futuro para nuestro municipio», declaró Amérigo.

Privatización

Según el Grupo Municipal Socialista, a este millón de euros en pagos presuntamente irregulares, habría que añadirle otro millón de euros «perdido» por el sobrecoste de los servicios que se han privatizado en los últimos años, entre los que Amérigo enumeró los de jardinería, 1,3 millones de euros, con un sobrecoste de 530.000; recaudación de tributos, 328.700 euros, con un encarecimiento de 258.000; deporte, con un coste de 145.137 euros; asesoría económica, 28.800 euros; limpieza de edificios públicos, 207.000 euros; archivo municipal, 30.480 euros y asesoría jurídica, que costó 36.000 euros.

«Como coalición conservadora que son, ni a GICAR ni al PP les ha temblado el pulso a la hora de privatizar absolutamente todos los servicios que el Ayuntamiento presta a los carboneros y de generar, con ello, un sobrecoste de más de un millón de euros al año, lo que supone que, si no hubieran privatizado esos servicios, el pueblo de Carboneras se habría ahorrado nada menos que seis millones de euros», apuntó Amérigo.

Para los socialistas, a estas prácticas también habría que agregarles «las decenas de contrataciones a dedo que, tanto el alcalde como los concejales del equipo de gobierno, vienen realizando desde 2011, algunas de ellas millonarias». De esta manera, para Amérigo, que advirtió la posición vigilante de su partido para que «se hagan bien las cosas» y cumpliendo con la legalidad, queda más que demostrada la arbitrariedad y la falta de transparencia del equipo de gobierno a la hora de gastar el dinero público.

A disposición judicial

El Ayuntamiento respondió, a través de un comunicado, asegurando que tanto el alcalde como el equipo de gobierno están a disposición de la justicia para colaborar y aclarar cualquier duda que pueda surgir con respecto a este tema.

Asimismo, el alcalde dio orden expresa al Secretario e Interventor del Ayuntamiento para convocar una comisión informativa de Hacienda Pública, donde puedan asistir tanto el partido de la oposición como los vecinos de la localidad y se dé cuenta de todos los pagos a proveedores realizados por el Consistorio, «todos hechos dentro de la legalidad y con la mayor transparencia».

Para el equipo de gobierno, las críticas realizadas por el PSOE carecen de «fundamento alguno» y consideran que el trabajo que llevan a cabo al frente del Ayuntamiento y las críticas que este pueda acarrear deberían mantenerse en el terreno de un debate político «serio y riguroso».

Además advirtieron que, de no ser así, la oposición debe presentar las pruebas ante los tribunales que respalden unas acusaciones que lesionan la imagen y el honor no sólo de los miembros del equipo de gobierno, sino también de sus familiares más próximos, o, en caso contrario, atenerse a las consecuencias.

 

Fotos

Vídeos