El PSOE de Carboneras no consigue que el pleno aparte al concejal de Turismo

A la derecha, la silla vacía del edil de Turismo, Pascual Díaz, ausente durante la sesión de ayer./D. S.
A la derecha, la silla vacía del edil de Turismo, Pascual Díaz, ausente durante la sesión de ayer. / D. S.

El Grupo Municipal Socialista presenta una moción de urgencia para que el alcalde retire las competencias a Pascual Díaz Hernández

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOCarboneras

El pleno ordinario celebrado ayer en Carboneras estuvo marcado por el intento, sin éxito, del Grupo Municipal Socialista de que el alcalde, el independiente Felipe Cayuela, quien presidió por primera vez una sesión tras su toma de posesión, retirase las competencias como concejal de Turismo, Pesca y Nuevas Tecnologías a Pascual Díaz Hernández, que tal y como adelantó este periódico no estuvo presente por motivos personales.

Así, instantes antes de que se llegase al punto sexto del orden del día, relativo a ruegos y preguntas, el portavoz del PSOE, José Luis Amérigo, se apresuró a presentar una moción de urgencia debido a que, tal y como comentó el socialista, «ha quedado demostrado que, desde el principio de la legislatura, Díaz ha tomado decisiones, en sus atribuciones como concejal de este Ayuntamiento, que han llevado a un notable deterioro de la imagen del mismo así como de nuestro pueblo ante todos los vecinos de Carboneras, ante quienes nos visitan y ante el resto de la provincia y del territorio español».

Motivos

Las causas de la citada moción no son otras que la reciente actuación del Ayuntamiento, a través de la Concejalía que gestiona Díaz, en la cala de El Corral, así como los vídeos que publicó el edil de Turismo en su cuenta personal de Facebook, y que posteriormente eliminó tras las pertinentes disculpas, en los que un sicario de Pablo Escobar promocionaba el municipio carbonero.

Sin embargo, merece la pena recordar que el acta de constatación que levantó un agente de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que acudió a revisar la actuación que se estaba ejecutando en la citada cala, no registró ninguna irregularidad ya que en la descripción de los hechos indicaba «limpieza de playa y rambla».

Voto de calidad

El carácter de urgencia de la moción requirió que se votase si la misma seguía adelante para su debate o no. El voto de calidad en contra de Cayuela desempató las dos primeras votaciones ya que, según el alcalde de Carboneras «no veía la urgencia» porque los socialistas «no habían requerido la información necesaria para ello».

Por su parte, el edil de Medio Ambiente del Partido Popular, que gobierna en coalicción con Gicar, Salvador Alarcón, fue el encargado de contestar a las preguntas por escrito que había registrado el Grupo Municipal Ciudadanos.

Alarcón reveló que la actuación la decidió la Concejalía de Playas, en este caso de Turismo. Respecto a los criterios, el edil popular detalló que se trató de acondicionar y adecentar los accesos a la playa, resolviendo los problemas de drenaje de aguas fluviales que se daban en la zona.

Además, continuó explicando que al tratarse de una actuación de adecuación y limpieza no fue necesaria la supervisión técnica ni la solicitud de ningún tipo de permiso especial. Respecto al presupuesto de la ejecución, Alarcón aseguró que el próximo lunes, una vez que se encuentre presente Díaz, se podrá conocer la cuantía exacta de la actuación.

Para finalizar, el edil popular confesó que la obra no había sido paralizada, «a pesar de una visita sospechosamente rápida de un inspector de Medio Ambiente de la Junta».

 

Fotos

Vídeos