El PSOE pide que el pleno repruebe al alcalde y exija su dimisión inmediata

El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, presidiendo una sesión plenaria./IDEAL
El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, presidiendo una sesión plenaria. / IDEAL

El Grupo Municipal Socialista leyó la decisión judicial que condena a Salvador Hernández a tres años de inhabilitación para empleo y cargo público

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOCarboneras

El PSOE de Carboneras pidió en una sesión plenaria extraordinaria que «el pleno repruebe al alcalde, Salvador Hernández, y exija su dimisión inmediata». Así lo manifestó el portavoz socialista, José Luis Amérigo, que afirmó que aunque la legislación permite presentar recursos, «son muchos los momentos en que quienes son condenados asumen la culpa y presentan su dimisión, pese a que hayan recurrido la sentencia».

Desde el Grupo Municipal Socialista recordaron que la sentencia número 249 dice «claramente» que el alcalde fue contra los derechos de su secretario general en la localidad, que fue quien presentó la denuncia. De esta manera, fue el propio Amérigo quien leyó textualmente el auto judicial de principio a fin, concluyendo que «no se quería dar cuenta de ello ni al municipio de Carboneras ni al pleno, ya que ni el secretario del Ayuntamiento tenía la sentencia».

El portavoz socialista aseguró, en un comunicado, que «no tuvo más remedio» que leer dicho auto ante el pleno del Ayuntamiento y ante los ciudadanos de Carboneras en el segundo punto del pleno extraordinario, ya que recoge una sentencia contundente donde el juez relata los hechos probados y la perseverancia en negar información durante años al Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Carboneras, lesionando los intereses de dicho grupo y de los ciudadanos del municipio. «La responsabilidad de atentar contra la Constitución Española y los derechos cívicos es del alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, y, por ello, se le condena a tres años de inhabilitación para desempeñar empleo o cargo público». Además, expusieron que, en dicho auto, se expresa la petición de deducción de testimonio al secretario del Ayuntamiento, Javier Rodríguez, por, presuntamente, haber mentido en sede judicial en la estrategia de ayudar al alcalde.

Negativa popular

Por su parte, el portavoz popular, Salvador Alarcón Vicente, en la sesión plenaria extraordinaria, confirmó que el PP no iba a reprobar, ni a pedir la dimisión de nadie que está en un proceso judicial, que lleva su desarrollo, y que debe de concluir en sentencia firme para que se considere a alguien condenado. «No entiendo por qué se trae este punto a pleno. Pienso que el PSOE quiere que hagamos una sentencia política sobre algo que está en vía judicial y que aún tiene el recorrido que le corresponda».

Por su parte, el edil de Hacienda y Personal, Felipe Cayuela recordó el derecho de la Constitución Española a la presunción de inocencia, recordando que la sentencia se había recurrido y que hasta que no haya una sentencia firme, Salvador Hernández es presuntamente inocente. Además acusó al Grupo Municipal Socialista de intentar hacer un juicio paralelo.

Gestión opaca

Amérigo finalizó el comunicado asegurando que «es lamentable que hayan tenido que transcurrir siete meses desde el auto para que los ciudadanos conozcan la decisión judicial que afecta a la Constitución Española y a los derechos cívicos y que han lesionado los intereses de los vecinos. La actitud antidemocrática de Salvador Hernández y su opaca gestión están llevando al desastre al Ayuntamiento de Carboneras y las consecuencias que de su actitud derivan en un daño enorme a la sociedad de Carboneras». También destacó el socialista que, siguiendo con «su práctica habitual de oscurantismo y nula transparencia», en la comisión informativa previa al pleno, el equipo de Gobierno PP-GICAR y el secretario del Ayuntamiento «se negaron a aportar el auto de la condena y la documentación complementaria de dicho asunto». Un comportamiento «habitual» para los socialistas que se ratificó durante la sesión plenaria cuando el equipo de Gobierno «esgrimió una falacia administrativa para no llevar al pleno el auto del juez en el que se condenaba al alcalde».

Por su parte, el alcalde aclaró en el pleno que van a seguir trabajando por el municipio. «Confío en la Justicia, en mi gobierno, y en el pueblo de Carboneras».

 

Fotos

Vídeos