Regantes de Huércal-Overa proyectan un sondeo en Los Almagros

El objetivo final es garantizar el suministro de agua de riego de 2.290 hectáreas

EUROPA PRESSHuércal-Overa

La Comunidad de Regantes Zona Norte de Huércal-Overa ha promovido un proyecto de sondeo de investigación hidrogeológica en el paraje de Los Almagros, en Murcia, que tiene como objetivo final garantizar el suministro de agua de riego de 2.290 hectáreas distribuidas a lo largo tanto del Levante almeriense como del Almanzora, concretamente en los municipios de Huércal-Overa, Taberno y Zurgena.

En este caso, según el proyecto consultado, que se encuentra en fase de alegaciones para la obtención de la autorización ambiental unificada, el sondeo de investigación a realizar prevé la extracción de aguas subterráneas para regadío, cuyo caudal máximo solicitado es de 28,53 litros por segundo.

Según las estimaciones de los promotores, la masa de agua subterránea a captar se encuentra actualmente en buen estado, tanto cuantitativo como cualitativo. El funcionamiento del sondeo se prevé como un «riego de socorro» de las plantaciones de la comunidad de regantes para los períodos de sequía, «volviendo el acuífero a recuperarse en situaciones de pluviometría normal».

Así, el proyecto, que presupuesta la actuación en más de 187.000 euros, persigue la obtención de los preceptivos permisos a otorgar por la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Concesión actual

Actualmente la Comunidad de Regantes Zona Norte de Huércal-Overa posee una concesión de 4.770.830 metros cúbicos al año, provenientes del Trasvase Negratín-Almanzora, si bien debido al «déficit hídrico» existente en la zona ante la prolongada sequía de los últimos años, la comunidad de regantes pretende contar con un «recurso alternativo de emergencia» basado en la captación sostenible de aguas subterráneas con carácter hiperanual.

El sondeo previsto se realizará con el sistema de perforación rotopercusión y alcanzará los 400 metros de profundidad, siendo entubado. Según sus previsiones, las afecciones derivadas de la actuación serán «mínimas» mientras que, respecto a las excavaciones, «sólo se va a tener en cuenta la de la perforación para realizar el pozo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos