La tragedia roza Pulpí: 20 heridos al caer un cohete entre el público

La tragedia roza Pulpí: 20 heridos al caer un cohete entre el público

El explosivo cayó entre la gente que se encontraba viendo el castillo de fuegos artificiales de la feria de San Miguel

ANTONIO CÁCERESPulpí

Lo que estaba siendo una gran noche en las fiestas de Pulpí, dio un giro inesperado, ya que tras el gran concierto que ofreció Café Quijano, al que asistieron en torno a unas cinco mil personas, se procedió al lanzamiento de un Castillo de Fuegos Artificiales, justo al lado del recinto ferial. Todo transcurría normalmente y miles de personas disfrutaban de un gran espectáculo pirotécnico, situación que cambiaría cuando se llegaba al fin del mismo, al caer entre el público un gran cohete, al que normalmente se le llama 'palmera', tal vez porque chocó con otro y le hizo desviar su trayectoria hacia la tierra, con tan mala fortuna que vino a caer entre el numeroso público concentrado para verlo. Tras unos primeros momentos de gran confusión, se empezó a ver las consecuencias de tan fatal desenlace, cuando personas y niños empezaban a caer al suelo, heridos y mareados ante la brutal explosión, que les produjo heridas por metralla, quemaduras y cortes por todo el cuerpo, a algunas de ellas en la cara, como le sucedió a un niño. De inmediato muchos heridos fueron trasladados, en una primera instancia, al puesto que tenía Cruz Roja frente a la entrada al recinto ferial, atendido por miembros de Cruz Roja de Pulpí con una UVI móvil. Tras el suceso, inmediatamente se movilizó, junto a los componentes de Cruz Roja, Protección Civil, Policía Municipal y Guardia Civil. Varias ambulancias se personaron en el lugar de los hechos, que con el sonar de sus sirenas hacía percibir que la cosa había sido importante, trasladando a los heridos al consultorio médico de Pulpí, donde afortunadamente se vio que las heridas, en la mayoría de los casos, no eran tan alarmantes como parecían, ya que muchas de ellas sangraban por la cara, piernas y cuerpo. Los sanitarios curaron las heridas, a algunas tuvieron que darle puntos de sutura y extraerles del cuerpo la metralla que despide el artefacto pirotécnico al explotar, si bien, un niño y una persona adulta, tuvieron que ser derivados al Hospital Comarcal La Inmaculada, de Huércal Overa. Los servicios sanitarios tuvieron que atender a más de veinte personas

Los hechos sucedieron en torno a las 01,30 de la madrugada de este sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos