Turre y Carboneras potencian el turismo gastronómico con sus rutas de la tapa

Clientes disfrutando de la Ruta de la Tapa de Carboneras, en la pasada edición./A. C.
Clientes disfrutando de la Ruta de la Tapa de Carboneras, en la pasada edición. / A. C.

En el municipio turrero el evento se celebra hasta el próximo lunes y en el carbonero dará comienzo el miércoles 31 de octubre

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOLevante

En 2019 Almería será la Capital Española de la Gastronomía, tal y como se conoció el pasado miércoles. Un hecho que sin lugar a dudas promocionará de la manera más efectiva el turismo gastronómico, tan de moda en estos tiempos que corren.

Este tipo de turismo es bien conocido en el Levante almeriense ya que la mayoría de los municipios que conforman la comarca están apostando por él de manera decidida, en un momento u otro del año, con el objetivo de romper la estacionalidad que vive este territorio como destino turístico de 'sol y playa'.

En este contexto, durante las próximas dos semanas se podrá disfrutar de la mejor gastronomía en los municipios de Turre y Carboneras, ya que el primero está celebrando el Camino de la Tapa hasta el próximo lunes y el segundo celebrará su cuarta edición de la Ruta de la Tapa desde el miércoles 31 de octubre hasta el domingo 4 de noviembre.

Buen ritmo de ventas

El Camino de la Tapa Villa de Turre 2018 se está celebrando desde el pasado jueves y se prolongará hasta el próximo lunes, día 29 de octubre.

En esta séptima edición participan un total de diez establecimientos que están ofreciendo una tapa más bebida por tres euros. Entre ellas se puede encontrar una gran variedad de sabores, pues los participantes están dando a probar platos como los tradicionales caracoles, carrillada al vino tinto, tosta de ahumados y salsa agridulce o cilindro de turrón con camisa de chocolate, entre otros.

Aquellos que prueben estas diez creaciones preparadas para la ocasión, y sellen correctamente el rutero, optan a ganar un viaje a Portugal de seis días y cinco noches.

«En estos días algunos bares han vendido más de 140 tapas, por lo que se están superando con creces las cifras del año anterior», comentó ayer a este periódico la alcaldesa de Turre, María Isabel López Alías.

En los primeros años este evento gastronómico se hacía en el mes de agosto. «El objetivo de esta ruta es promover el turismo y que los vecinos de otros municipios venga a Turre. Nos reunimos con los establecimientos y consensuamos, atendiendo a su petición, cambiar la fecha», relató la regidora.

Cuarta edición

En el caso de Carboneras, celebrará por cuarto año consecutivo la Ruta de la Tapa, un evento gastronómico promovido por las concejalías de Turismo y Comercio con el apoyo de los establecimientos.

Al igual que en la pasada edición, para poder optar al premio los clientes tendrán que visitar como mínimo ocho de los 20 bares y restaurantes que participan y sellar el rutero en las casillas correspondientes. El precio de la tapa más bebida es de dos euros y medio.

Entre todos los establecimientos participantes se escogerá la tapa más innovadora, elegida por votación popular entre todos los clientes que participen en la ruta. El ganador obtendrá un viaje, una sesión de spa y un diploma de reconocimiento. Asimismo, entre todos los clientes que opten al premio se sorteará una noche de hotel en media pensión en un lugar a elegir dentro del territorio nacional, según informó el Consistorio de la localidad.

Todas las personas podrán recoger su rutero en cualquiera de los 20 establecimientos participantes, en el Castillo de San Andrés o en la Oficina de Turismo de la localidad.

Este año habrá propuestas tan innovadoras como el Atascaburrras de Almería del chiringuito de Ana; la Isla de sabores confitados del Buen Comer; la Regañá del bar la Estrella; el Picantón con salsa a la mostaza de la Avenida; Timbal de bacalao con sirope de pimiento asado de la Frontera; el Couscous de perla israelí de la taberna Farfalla; el pez espada 'Carbopesca' y quinoa del Garaje; el Poco pan y mucho... del Sol y Playa o el Daykiri de fresas naturales con melón y chocolate caliente de la Habana Vieja.

La edil de Comercio, Cultura y Educación, Ana María Moreno explicó que esta nueva edición «espera repetir el éxito de sus antecesoras y activar las noches de la localidad, logrando uno de los principales objetivos, desestacionalizar una franja horaria, invitando a que vecinos y turistas consuman y nos visiten».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos