Turre vuelve a quedarse sin presupuesto municipal tras el rechazo de la oposición

El equipo de gobierno en minoría, formado por Psoe y Somos Turre, fue el único que votó a favor de la resolución de alegaciones y la aprobación definitiva del presupuesto, que quedó rechazado./D. S.
El equipo de gobierno en minoría, formado por Psoe y Somos Turre, fue el único que votó a favor de la resolución de alegaciones y la aprobación definitiva del presupuesto, que quedó rechazado. / D. S.

El equipo de gobierno no consigue que PP y la edil independiente autoricen el ejercicio económico que había sido aprobado inicialmente

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOTurre

En la noche del pasado viernes se celebró un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Turre en el que el equipo de gobierno que está en minoría, formado por PSOE y Somos Turre, no consiguió convencer a la oposición para aprobar definitivamente el presupuesto municipal para el presente año.

Merece la pena recordar que el pasado 3 de mayo se aprobó de manera inicial, y gracias al voto de calidad de la alcaldesa y en parte a la ausencia de la edil independiente María Luisa Cervantes, el ejercicio económico para 2018.

Así, el pasado viernes, el equipo de gobierno llevó a pleno la resolución de alegaciones y la aprobación definitiva del presupuesto.

En concreto, la alcaldesa socialista María Isabel López detalló que se trataba de cuatro alegaciones presentadas por el Partido Popular, de carácter técnicas, y que habían sido desestimadas por la Secretaría del Ayuntamiento.

Sin embargo, el portavoz del PP, Arturo Grima, volvió a insistir en que «no son los presupuestos que Turre necesita». Por su parte, la independiente Cervantes también advirtió que estaba de acuerdo con las alegaciones presentadas y que iba a votar en contra de la aprobación.

De esta manera, Turre aún no cuenta con los presupuestos para 2018, sin embargo, todo hace indicar que la alcaldesa se acogerá a la cuestión de confianza para aprobar definitivamente las cuentas tras más de dos años.

Esto significa que López llevaría al pleno un punto del orden del día para aprobar el presupuesto y en el caso de que la cuestión de confianza no obtuviera el número necesario de votos favorables para la aprobación del acuerdo, la oposición tendría un plazo de un mes para presentar una moción de censura con un candidato alternativo a alcalde o, de lo contrario, quedarían automáticamente aprobados tal y como rige la ley

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos