Los vecinos de Gacía continúan a la espera de saber qué pasará con la explotación porcina

Los vecinos de la pedanía huercalense se concentran cada quince días frente al Consistorio para reclamar una solución. /D. S.
Los vecinos de la pedanía huercalense se concentran cada quince días frente al Consistorio para reclamar una solución. / D. S.

La plataforma ciudadana 'Stop macrogranjas en Huércal-Overa' vuelve a manifestarse frente al Ayuntamiento y ya ha recogido 2.500 firmas

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOHuércal-Overa

Tal y como vienen haciendo cada quince días desde mitad de junio, el pasado lunes la plataforma ciudadana 'Stop macrogranjas en Huércal-Overa', formada por vecinos de la localidad y principalmente de la pedanía de Gacía, volvieron a manifestarse frente a las puertas del Ayuntamiento.

El motivo por el que realizan estas concentraciones es el proyecto presentado para la instalación de un nuevo cebadero porcino de 6.000 cabezas en la citada pedanía.

Según indican en los escritos informativos que reparten, «exigimos a las autoridades detener este crecimiento exponencial de macrogranjas porcinas en nuestro municipio, luchamos por preservar nuestro patrimonio natural y nuestra biodiversidad y para proteger la salud de los vecinos y poder vivir con calidad de vida en nuestras casas».

Isabel María Pérez, representante de la plataforma ciudadana, comentó, en referencia a las alegaciones que presentaron frente al expediente de construcción de la citada macrogranja y cuyo plazo de presentación finalizó el 2 de agosto, que «aún no nos han contestado. Teóricamente el proyecto está parado pero no sabemos lo que puede pasar porque el municipio fomenta este tipo de instalaciones».

Pérez Ortega apuntó que, a la espera de la respuesta del Ayuntamiento huercalense, «también hemos hecho alegaciones en la Junta de Andalucía y las vamos a realizar en el Ministerio. Si hace falta también iremos al Parlamento europeo».

Muy cerca de las viviendas

La portavoz de la agrupación vecinal detalló que el problema de esta instalación sería que las naves estarían situadas «prácticamente» al lado de muchas viviendas. «La mayor problemática son las balsas de purines y la contaminación que generan. El vertido de purines está relacionado con un montón de enfermedades a nivel pulmonar, entre otras».

Desde la plataforma también consideran que se generaría un problema a nivel medioambiental. «En este tipo de instalaciones el vertido de los purines contamina las tierras cuando se utilizan de una manera desproporcionada», aseguraron.

Además, los vecinos recordaron que en Gacía hay fincas ecológicas. «En el momento en el que se empiecen a verter los purines les van a retirar su certificado ecológico. Estas personas se van a quedar sin su trabajo», apuntaron.

Desde la plataforma ciudadana ya han recogido 2.500 firmas de los vecinos de Huércal-Overa, que les están mostrando su apoyo.

Merece la pena destacar que el alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, se ha reunido en dos ocasiones con los vecinos para escuchar las razones por las que se oponen a la construcción de esta granja.

Si bien, desde el Consistorio huercalense no quisieron hacer declaraciones al respecto más allá de que en la actualidad se están estudiando las alegaciones presentadas y actuarán para que se cumpla estrictamente con la legalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos