Los vecinos de Gacía forman la asociación Pueblos Unidos contra las Macrogranjas

Integrantes de la asociación Pueblos Unidos contra las Macrogranjas, en su mayoría vecinos de Gacía./FACEBOOK
Integrantes de la asociación Pueblos Unidos contra las Macrogranjas, en su mayoría vecinos de Gacía. / FACEBOOK

Desde la pedanía huercalense siguen mostrando el rechazo a la construcción «desproporcionada» de un nuevo cebadero porcino

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOHuércal-Overa

Un lunes más, como vienen haciendo cada dos semanas desde hace un par de meses, los vecinos de la pedanía de Gacía volvieron a concentrarse en la puerta del Ayuntamiento de Huércal-Overa para manifestar su «oposición a la construcción desproporcionada de macroexplotaciones porcinas en el municipio».

Para los vecinos, estas explotaciones provocan la destrucción del tejido rural de los municipios, suponiendo de manera indirecta un perjuicio a los núcleos urbanos. «La realidad demuestra que estas explotaciones generan un número mínimo de puestos de trabajo; causan daños irreversibles a nivel medioambiental ya que empobrecen los suelos y contaminan acuíferos; y, por si fuera poco, suponen un foco de infecciones y enfermedades, sobre todo a nivel pulmonar», aseveran.

Mayor difusión

Merece la pena puntualizar que, en la noche del domingo, los vecinos de Gacía, en su mayoría, junto con algunos de otras pedanías de Huércal-Overa firmaron las actas y se constituyeron como asociación Pueblos Unidos contra las Macrogranjas.

«Creemos que como asociación nuestro mensaje puede llegar mejor a los vecinos de todo el municipio. Queremos hacer conferencias y que sirva como herramienta para ayudar a afectados por otras granjas ya que muchos se han puesto en contacto con nosotros», comentó a IDEAL la presidenta, Isabel María Pérez.

Según detalló Pérez Ortega, en el transcurso de estas dos semanas, los vecinos mantuvieron un encuentro con el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Almería, Raúl Enríquez. Durante la reunión, el representante del Gobierno andaluz les ofreció la posibilidad de que soliciten un informe sobre el impacto en la salud de estas instalaciones, otro sobre la calidad del aire y uno sobre la contaminación en las tierras.

«Desde la Junta nos trasladaron que estas eran las herramientas que nos podían facilitar. Así, una vez que solicitemos los informes y los emitan, con los resultados en mano, ya decidiríamos cuál sería el siguiente paso a seguir», apuntó Pérez.

Sin embargo, para la presidenta de la asociación, la Junta mostró una actitud «bastante evasiva porque, en los últimos diez años, el Gobierno andaluz ha emitido 57 aprobaciones para granjas en Huércal-Overa». En esta línea, la próxima reunión que mantendrán los vecinos de Gacía será el día 4 de octubre en la Delegación de Agricultura.

¿Cambio de actitud?

Para finalizar, Pérez Ortega relató que en la mañana de ayer volvieron a reunirse con el alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, como ya han hecho en otras ocasiones.

«La verdad es que parece que ha cambiado un poco su actitud. Siempre nos había dicho que no se iba a cambiar la normativa y ahora nos ha trasladado que están estudiando el cambiarla para poder regular el sector porcino en el municipio», aseguró la presidenta de Pueblos Unidos contra las Macrogranjas.

Por su parte, Fernández trasladó que a los vecinos no se les ha dicho nada nuevo. «Estamos en la misma situación. El expediente (en referencia al proyecto presentado para la instalación de un nuevo cebadero porcino en Gacía) sigue su curso. Los vecinos han alegado y ahora tenemos que informarles de la resolución», comentó el regidor.

Fernández volvió a remarcar que el Ayuntamiento de Huércal-Overa actuará para que se cumpla correctamente con la normativa.

 

Fotos

Vídeos