Un Belén sin animales tras 7.000 firmas

El Consistorio da por inaugurada la Navidad tras el encendido de luces y la inauguración del Nacimiento

El Nacimiento realizado con figuras tipo ¡playmobil'/D. S.
El Nacimiento realizado con figuras tipo ¡playmobil' / D. S.
DANIEL SERRANOCuevas del Almanzora

El pasado jueves se inauguró en Cuevas del Almanzora el Belén gigante ante la expectación de cientos de vecinos. Alrededor de las siete de la tarde el alcalde, Antonio Fernández Liria, cortaba la cinta en el acto protocolario y daba así por inaugurada la Navidad en el municipio cuevano. A su vez, en las calles de la localidad se procedía al encendido del tradicional alumbrado navideño. Así, en la glorieta García-Alix niños y adultos comenzaron a entrar al recinto donde se encuentra el Belén gigante, con la peculiaridad de que tanto el Nacimiento, como los Reyes Magos y los animales son, como ya anunciaron días anteriores desde el Consistorio, tipo ‘playmobil’. Allí el coro de la Tercera Edad amenizó la tarde cantando desde los villancicos más tradicionales hasta las versiones más atrevidas y típicas de todos los municipios. El Ayuntamiento fue previsor y preparó una gran cantidad de castañas asadas que los asistentes degustaron al son de los villancicos.

Fernández declaró a este periódico que el Belén gigante ha tenido una gran acogida en el pueblo, «sobre todo entre la población infantil que son los que más disfrutan y eso es lo importante». Cabe destacar que es una iniciativa única en la provincia y en la comarca del Levante por lo que seguro que llamará la atención tanto de los vecinos del municipio como de las localidades colindantes.

Antecedentes

El año pasado desgraciadamente se vivió un acto más que desagradable en el Belén Viviente que tenía acostumbrado a realizar el Ayuntamiento cuevano. Pues desde hace muchos años se ubicaba en el municipio una representación del Nacimiento con seres vivos, tanto personas como animales: burros, patos y mulas, entre otros, y nunca había sucedido nada. Sin embargo en el año 2015 no se pusieron animales vivos en el Nacimiento, pero el año pasado, con el objetivo de volver a hacerlo más vistoso y llamativo desde el Consistorio decidieron volver a hacerlo porque es más atractivo y a los pequeños, sobre todo, les gusta mucho.

La sorpresa llegó cuando unos vecinos encontraron a la burrita sangrando tanto en la cara como en algunas partes de su cuerpo. Y es que, tal y como se confirmaría horas más tarde, se trataba de un caso de maltrato animal en el que unos gamberros habrían estado golpeándola con palos, causándole así heridas superficiales. El suceso abrió la polémica en las redes sociales sobre la conveniencia de poner o no animales vivos en el Nacimiento o en cualquier otro espacio público.

Desde el Ayuntamiento se condenó el acto y mostraron su rechazo contra el maltrato animal y además destacaron que «se han mejorado las instalaciones en las que se encuentran los animales, con espacios adaptados a sus necesidades». Por su parte el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) emitió un informe en el que aseguraba que la burra no tenía signos de maltrato sino que podría haberse autolesionado al intentar girarse dentro del recinto por sentirse amenazada. Sin embargo, desde las redes sociales se abrió una recogida de firmas para que no continuase la exposición de animales vivos que finalmente desencadenó que este año se haya pasado de un Belén Viviente a uno gigante tipo ‘playmobil’.

Recogida de firmas

A mitad de noviembre un total de 29 asociaciones, entre las que se encontraban protectoras y veterinarios, presentaron en el Consistorio cuevano alrededor de 6.800 firmas que pedían un Nacimiento sin animales para que no se volviese a producir un episodio que «podría haberse evitado». El alcalde dio su palabra y con la inauguración del Belén de playmobil la ha cumplido.

 

Fotos

Vídeos