Más de 600 escolares toman conciencia sobre la importancia de la prevención

El Consorcio de Bomberos del Levante almeriense instala la ‘Casa de humos’ con el objetivo de sensibilizar a la población infantil

Los Bomberos del Levante explican sus utensilios de trabajo a los más jóvenes/D. S.
Los Bomberos del Levante explican sus utensilios de trabajo a los más jóvenes / D. S.
DANIEL SERRANO

El Consorcio de Bomberos del Levante almeriense instaló el pasado miércoles el Parque de la Prevención en la Nave Polivalente de Cuevas del Almanzora. Esta actividad fue una de las más destacadas durante la ‘Semana de la Prevención de Incendios’ (SPI) que realizó dicho colectivo en colaboración con la Fundación Mapfre y cuyo objetivo principal era sensibilizar a la población y divulgar conocimientos de autoprotección, puesto que es tan importante saber identificar los riesgos que pueden presentarse en nuestro entorno como tener los conocimientos necesarios para poder actuar en caso de emergencia.

Así, en una actividad que estaba prevista realizarse en la plaza del Castillo cuevano y que finalmente tuvo que trasladarse a la Nave Polivalente por las condiciones meteorológicas adversas, más de 600 niños procedentes de los colegios de Mojácar, Cuevas del Almanzora y algunas de sus pedanías como son Villaricos y Guazamara tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano cuál es la sensación que se siente cuando te encuentras dentro de un lugar cerrado lleno de humo por culpa de un incendio.

Y es que la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos instalaron en Cuevas del Almanzora, única sede en toda la provincia de Almería, la ‘Casa de humos’, una estructura hinchable de cuatrocientos metros cuadrados cuyo interior estaba repletamente cubierto de humo. Tanto es así que algún escolar salió despavorido y otros ni siquiera se atrevieron a entrar. Y es que la estructura impresionaba.

En el interior, los Bomberos del Levante daban las indicaciones necesarias que hay que seguir en caso de encontrarte atrapado en un incendio. Tal y como explicaron a IDEAL, en caso de estar en una habitación donde no hay visibilidad a causa del humo, lo que hay hacer es pegarse a la pared, para tener sentido de la orientación, y seguir una dirección hasta llegar a una puerta. Si el paso está libre de humo y de llamas debemos salir y seguir por el mismo flanco de la manera que, al final, llegues a la salida. En caso de no poder salir, habría que esperar, siempre manteniendo la calma, a que llegasen los bomberos y seguir sus indicaciones para poder ser evacuado si correr ningún riesgo.

Prevenir mejor que curar

En esta edición de la SPI, la temática giraba en torno a los detectores de humos. Tanto es así que durante estas jornadas, gracias al acuerdo de colaboración con la empresa Ei-Electronics, se distribuirán más de siete mil detectores en toda España entre las familias con menos recursos.

Salvador Torras, representante de la empresa contribuidora, fue el encargado de sensibilizar a los más jóvenes de la importancia de estos aparatos. Tal y como indicó, un detector de humo «vigila por nosotros las 24 horas al día durante los 365 días del año». Entre los datos que ofreció a este periódico destaca que en España murieron 133 personas en incendios domésticos, es decir una persona cada tres días, y casi el ochenta por ciento son por inhalaciones de humo y no por quemaduras. Además aseguró que el problema de la población es de concienciación porque los detectores son económicamente muy asequibles y de muy fácil instalación.

Siempre se ha dicho que es mejor prevenir que curar, pero, en caso de tener que hacerlo, los jóvenes aprendieron a hacer la maniobra básica de R. C. P. y a hacer un soporte vital básico gracias a la presencia de los servicios sanitarios que se encargaron de explicar a los escolares los pasos que deben de seguir para realizar dicha maniobra.

Además la Policía Local se encargó de impartir una charla informativa sobre seguridad vial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos