Así quedó uno de los vehículos siniestrados este sábado en Huércal-Overa. / Bomberos del Levante

Dos accidentes aparatosos en Huércal-Overa se saldan con un evacuado al hospital

Los Bomberos del Levante tuvieron que intervenir tras el vuelco de una furgoneta en la A-7 y tras la colisión de un vehículo contra una farola

DANIEL SERRANO Almería

Las carreteras de la provincia de Almería han vuelto a registrar este fin de semana varios accidentes aparatosos. El peligro al volante es constante, más aún este mes de agosto en el que se multiplican los desplazamientos durante los fines de semana por la conocida 'operación salida'.

Esta misma semana el Gobierno, a través del ministro de Interior, mostró su preocupación por el aumento de siniestros mortales registrados en lo que va de año respecto a antes de la pandemia. Afortunadamente los accidentes registrados este fin de semana en Almería no se han cobrado ninguna vida a pesar de lo aparatosos que han resultado.

Tal y como han informado desde el Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento del Levante Almeriense y desde el servicio unificado de Emergencias 112 Andalucía, en la jornada de ayer se produjeron dos accidentes en el término municipal de Huércal-Overa que se saldaron con un varón trasladado al Hospital Comarcal La Inmaculada y con una mujer atendida 'in situ' por los servicios sanitarios.

El primero de los siniestros se produjo en el kilómetro 663 de la autovía A-7, dirección Almería, a su paso por el término municipal de Huércal-Overa. Fue entorno a las 14.45 horas cuando un alertante daba el aviso de que una furgoneta había volcado, por causas que se desconcen, quedando con las ruedas hacia arriba y ocupando los dos carriles.

Inmediatamente, desde el centro coordinador de Emergencias se dio aviso a la empresa pública de emergencias sanitarias (EPES) 061, al sector de Tráfico de la Guardia Civil y al Consorcio de Bomberos del Levante.

A su llegada, los bomberos comprobaron que el herido ya había salido del vehículo, bien por su propio pie o bien mediante la ayuda de alguien de los allí presentes. No obstante su intervención consistió en la mitigación de los riesgos detectacos, en la ayuda a la estabilización de la víctima, un varón de 35 años, y la posterior transferencia a los servicios sanitarios, que acabaron evacuándolo al Hospital La Inmaculada para examinarlo con detenimiento.

Igualmente los bomberos realizaron trabajos en los pasamanos de los puentes donde se ubicaba la emergencia ya que uno de ellos había quedado suspendio sobre la vía que transcurre justo por debajo.

El tráfico estuvo cortado durante varios minutos hasta que se retiró el vehículo y se limpió la vía.

Vuelco lateral

El segundo de los accidentes ocurrió en torno a las 17.55 horas. Fueron los propios bomberos los que avisaron al 112 puesto que el siniestro se produjo en la carretera ALP-9014, justo a la altura del parque de bomberos de Huércal-Overa.

Por causas que se desconocen, una conductora de 26 años se salió de la calzada e impactó contra una farola, lo que hizo que su vehículo volcara lateralmente.

Desde Emergencias se dio aviso a la Guardia Civil y a los servicios sanitarios. También acudió la Policía Local y actuaron los bomberos, que tuvieron que estabilizar el vehículo antes de proceder a la extracción de la víctima.

El turismo chocó contra una farola por causas que se desconocen. / Bomberos del Levante

Los bomberos también se encargaron, junto con personal especializado del Ayuntamiento de Huércal-Overa, de eliminar el riesgo eléctrico derivado del impacto del coche con la farola y procedieron al saneamiento de la misma y posterior balizamiento de la zona afectada.

La mujer herida fue atendida 'in situ' por los servicios sanitarios sin necesidad de ser trasladada a ningún centro de salud ni hospitalario.

Afortunadamente ambos accidentes quedaron en un susto. Merece la pena recordar que tanto en Almería como en Andalucía y España se han incrementado los accidentes mortales este 2022 respecto al año anterior de la pandemia.

Solo en el mes de julio se produjeron al menos cinco siniestros mortales en la provincia, concretamente en los municipios de Garrucha, donde perdió la vida una niña de dos años, de Pechina, de Pulpí, de Berja y de Níjar, donde murieron varios ciclistas.