Agrede a un guardia civil tras ignorar un control en Cuevas del Amanzora

Dependencias de Guardia Civil en Cuevas del Almanzora. /
Dependencias de Guardia Civil en Cuevas del Almanzora.

El agente herido tuvo recibir puntos en la cara tras la paliza perpetrada por un vecino, «conocido» delincuente del municipio

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un agente de la Guardia Civil de Cuevas del Almanzora fue agredido el pasado lunes por la noche por un vecino del muncipio que huyó de un control, ignorando las indicaciones para que detuviese el vehículo que conducía. Tras una persecución por el término municipal cuevano, lograron detener el automóvil en el casco urbano de la localidad, confirmaron fuentes de la Policía Local.

Fue en este punto cuando el conductor del coche, un varón de alrededor de 30 años, se resistió a los agentes de la benemérita, enfrentándose a ellos y agrediéndolos, a uno de ellos, de gravedad.

Agentes municipales asistieron al lugar de los hechos y atendieron al guardia civil herido, que fue trasladado a Urgencias del Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa donde le practicaron diversos puntos de sutura en el rostro. El otro compañero agredido en la noche del lunes, por su parte, no requirió asistencia médica.

Como resultado de este episodio, el agresor fue arrestado y puesto a disposición judicial, posteriormente. Tras declarar ante el juzgado, se decretó su libertad y durante la jornada de hoy, han confirmado vecinos, se le ha visto de nuevo por el municipio.

Amenazas de los familiares

Durante la detención de este vecino de Cuevas del Almanzora, sus familiares acudieron al puesto de la Guardia Civil del municipio, perpetrando amenazas contra el Instituto Armado. Una situación de la que fueron testigos las personas que en ese momento se encontraban en el entorno del cuartel cuevano.

Este individuo es un «conocido» de las autoridades locales y no es la primera vez que se enfrenta a una detención, confirmaron fuentes policiales del municipio. Tanto él como su familia viven en la localidad desde hace años.

La Comandancia lo niega

Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, por su parte, han asegurado que solo se trató de «un forcejeo» durante el que el agente resultó herido en la ceja por un «manotazo» y tuvo que recibir puntos de aproximación en la ceja.

Niegan, asimismo, que personas del entorno del agresor acudieran al cuartel de Cuevas del Almanzora para amenazar a los agentes sino que fue un hermano de él quien se personó en dependencias oficiales para hablar sobre la situación vivida.