El alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo. / IDEAL

El alcalde de Carboneras defiende la «legalidad» de las «retribuciones complementarias» pagadas

Amérigo acusa al portavoz de Carboneras Avanza de «atentar contra el honor» de empleados municipales y defiende que todas las decisiones se tomaron «cumpliendo la ley»

EUROPA PRESS Almería

El alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo (PSOE), defendió ayer la «legalidad» de «todas las actuaciones» del equipo de gobierno y acusó al portavoz municipal de Carboneras Avanza, Felipe Cayuela, de «atentar contra el honor» de los empleados públicos con la denuncia que ha dado lugar a la apertura de diligencias previas en el Juzgado de Instrucción 1 de Vera para investigar «retribuciones complementarias» dadas a algunos funcionarios y personal laboral.

«Todas las actuaciones del gobierno municipal se hacen cumpliendo con la legalidad y, de hecho, siempre hemos tenido como prioridad dotar la gestión municipal de una seguridad jurídica que no tenía con los anteriores dirigentes municipales», trasladó Amérigo en un comunicado un día después de que se aplazase 'sine die' su declaración como investigado prevista para esta jornada en el causa penal por la posible existencia presuntos delitos continuados de prevaricación y de malversación de caudales públicos.

Expresó una «plena confianza en la justicia» e insistió en que «todas las decisiones al respecto» se adoptaron «cumpliendo la ley, con sus correspondientes expedientes y trámites administrativos, que es justo lo que no hacía el denunciante en su etapa como alcalde». Amérigo lamentó que desde Carboneras Avanza «se atente contra el honor» de los empleados públicos «centrados en trabajar por los vecinos de Carboneras y sus barriadas» y le reprochó que su «única intención» se la de tratar de «desgastar» al gobierno actual «usando a la justicia y con acusaciones infundadas».

«Quiere conseguir una posición que la ciudadanía no le dio en las urnas», dijo para añadir que Cayuela «está investigado judicialmente» por, durante su mandato como alcalde, «pagos a familiares, irregularidades en un contrato de permuta de terrenos municipales o la destrucción de patrimonio municipal».

El regidor afirmó que el equipo de gobierno ha dedicado «mucho esfuerzo y tiempo a dotar de seguridad jurídica la gestión municipal en los últimos dos años» y apuntó que, al acceder a la Alcaldía, «ni se contaba con secretario, interventor y tesorero y se hacían pagos sin fiscalización ni con la figura de tesorero».

«Como lo único que mueve a este equipo de gobierno es trabajar para y por los carboneros, siempre lo hemos hecho tomando decisiones en defensa de los intereses de nuestro municipio y sus vecinos», ha concluido.