Borrar
Grifo instalado en el poblado de Atochares, en Níjar.
Uno de los asentamientos más grandes de Almería se queda sin agua durante días

Uno de los asentamientos más grandes de Almería se queda sin agua durante días

La empresa gestora en Níjar, Emanagua, instala grifos provisionales y atribuye el corte a una fuga relacionada con la manipulación de la fuente que da servicio al poblado de Atochares

Alicia Amate

Almería

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 5 de abril 2024, 17:43

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las centenares de personas residentes en el asentamiento de Atochares, en la Comarca de Níjar, han pasado varias jornadas -apuntan incluso a que más de una semana- sin poder utilizar las fuentes de agua de las que se abastecen habitualmente. Según voluntarios de las oenegés que trabajan con los habitantes de estos poblados chabolistas, los puntos de suministro de agua más cercanos ha permanecido sin servicio desde Semana Santa. Algo que consideran que pone en riesgo la salubridad de unos núcleos poblacionales ya de por sí marcados por no alcanzar las condiciones mínimas de habitabilidad.

Una situación que, según explican desde Servicio Jesuita a Migrantes (SJM)-Almería, comunicaron hace días al Ayuntamiento de Níjar, desde donde les indicaron que se trataba de un asunto dependiente de la empresa mixta Emanagua, responsable de la gestión del agua en el extenso término nijareño.

Un portavoz de Emanauga ha confirmado este viernes a IDEAL ALMERÍA el corte de suministro en la fuente que surte a Atochares, si bien sitúa en «3 o 4 días» los que lleva fuera de servicio este dispositivo. Prácticamente una semana menos de lo estimado por los colectivos sociales, que apuntan a falta de agua desde el Lunes Santo, lo que habría llevado a los residentes a buscarla en zonas mucho más alejadas e, incluso, se habría creado un 'mercado negro' de garrafas de agua entre los propios residentes. Cabe reseñar que la mayoría de los habitantes, practicantes de la religión musulmana, se encuentran en pleno Ramadán, lo que crea la necesidad de contar con agua para los distintos rezos del día.

Pero más allá de los días sin servicio de este agua, utilizada para la higiene personal y para el uso doméstico pero no para el consumo, la empresa público-privada Emanagua ha explicado que se relaciona el corte del suministro a una «fuga interior» en el asentamiento que podría estar vinculada con una manipulación de la propia fuente por parte de los usuario de la misma.

El mismo portavoz de Emanagua ha cifrado en 1.600 metros cúbicos el volumen de agua perdida por esta fuga, lo que llevó a interrumpir el servicio. No obstante, mientras se encuentra una solución definitiva, la empresa ha instalado un dispositivo temporal para garantizar que estas personas tienen acceso a agua. Se trata de un grifo que habría quedado listo para utilizarse este viernes, devolviéndose por tanto el agua a las personas que residen en Atochares.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios