Lugar en el que ocurrió el suceso mortal, junto a la playa de la localidad garruchera. / R. I.

Atropello en Garrucha: hija única y una niña «muy deseada e inquieta»

Familias y amistades de la familia de la víctima, «destrozados» y «sin palabras para tanto dolor»

MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS

«Todavía no nos lo creemos. Estamos destrozados. Hace dos días nos estaban pasando fotos de la niña en la playa tan feliz de vacaciones», lamentaba ayer una amiga de la familia, pocas horas después de conocer la triste noticia.

Baeza estaba ayer consternada ante el trágico suceso. La familia es muy conocida en la localidad de poco más de 15.700 habitantes. Su abuelo regentaba una zapatería histórica en el municipio. La pequeña era hija única y «una niña muy deseada y buscada». Su madre la trajo al mundo con 50 años.

«Era muy viva, corría mucho, una chiquilla muy inquieta», recordaban ayer los vecinos. Los padres y la menor se encontraban de vacaciones en Vera y acudieron a cenar a Garrucha al Paseo Marítimo, donde tuvo lugar el fatal accidente.

El comunicado oficial en redes sociales del Ayuntamiento de Baeza, dando las condolencias a la familia, se llenó en pocas horas de cientos de mensajes de pésame y apoyo, dando «fuerza a los padres».

«Qué dolor más grande con lo ilusionados que estaban. Que Dios les dé mucha serenidad», rezaba una de las vecinas plenamente conmocionada.