Cable sustraido de una arqueta de alumbrado público. / IDEAL

La ayuda de los vecinos permite detener a cuatro autores de dos robos en Pulpí

Se trata de dos operaciones que no tienen relación entre sí en la que los arrestados fueron observados por los ciudadanos de la localidad, quienes dieron aviso a la Guardia Civil

IDEAL Pulpí

La Guardia Civil de Almería ha detenido a cuatro personas como presuntos autores de dos robos ocurridos en el municipio del Levante almeriense de Pulpí en dos actuaciones diferentes desarrolladas a mediados de julio.

En la primera de ellas, los agentes detuvieron a tres jóvenes de 18,19 y 20 años que fueron sorprendidos sustrayendo cable de una arqueta del alumbrado público. En la segunda se detuvo a una cuarta persona, de 30 años, por un robo en el interior de un vehículo, ambos hechos ocurridos en la citada localidad y sin relación entre sí.

La primera operación se inició con la denuncia por parte del propietario de un vehículo al que le habían sustraído una bolsa con 120 euros en moneda fraccionaria que se encontraba en su interior. La víctima manifestó que un vecino había sido testigo de los hechos. Este ciudadano contó a los agentes que vio a dos personas observando el vehículo y que, posteriormente, mientras una de ellas vigilaba, la otra rompió una ventanilla con una piedra que había en el suelo y se llevó la bolsa, emprendiendo ambos la huida.

El testigo pudo identificar a uno de los autores, que fue localizado y detenido por la Guardia Civil pocos días después, quedando la investigación abierta sin descartar nuevas detenciones.

La segunda actuación comenzó a las cinco de la madrugada del pasado día 18, cuando los agentes recibieron un aviso de la Central Operativa de Comunicaciones (C.O.C.) del 062 de la Comandancia de Almería de que un vecino del municipio almeriense de Pulpí había visto a un grupo de jóvenes que estaban sustrayendo cable de las arquetas de alumbrado público.

De forma inmediata, los agentes comprobaron la veracidad de los hechos y realizaron una batida por las calles adyacentes para localizar a los autores.

La gran capacidad de respuesta y la rapidez de los agentes permitieron interceptar en apenas 15 minutos a uno de los jóvenes, de 19 años, que se encontraba dentro de un vehículo y daba muestras de nerviosismo. Durante el registro, los agentes intervinieron cinco bolsas que contenían cable del alumbrado público.

El segundo de los autores, de 20 años, fue identificado con la ayuda de una grabación de vídeo que había realizado el vecino que dio la alerta. Tras ser localizado por los agentes reconoció los hechos y delató a sus dos compañeros, lo que desencadenó esa misma noche la detención del tercer joven, de 18 años, que se había escondido detrás de un árbol y había tratado de ocultar otra bobina de cable debajo de un coche estacionado en el mismo lugar.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de Huércal-Overa.