En busca del origen mojaquero de Walt Disney

La asociación 'Walt was here' busca esclarecer los hechos de la mayor leyenda del mundo del cine: que Walt Disney nació en Mojácar

MARÍA RODRÍGUEZ SEGURA

Como el paso del mito al logos. Así nace en Mojácar la asociación 'Walt was here', con el propósito de promocionar los valores culturales que identifican al municipio de Mojácar, su patrimonio local (personajes y hechos históricos, artísticos, etnográficos), de la recuperación y puesta en valor de las leyendas de Mojácar y de la creación y desarrollo de eventos promocionales y culturales para todas las edades, entre otros.

De hecho, uno de los principales objetivos, y que da nombre a la asociación, es la puesta en valor del origen mojaquero del ilustre Walt Disney, ya universalmente conocido, y que no deja indiferente a nadie.

Dentro de la historia que relaciona a Walt con Mojácar se establece como protagonista a José Guirao, un vecino de Mojácar que emigró a América de niño junto a su madre, Isabel Zamora. Ya en Chicago, fue adoptado por la familia Disney, quien cambió el nombre del mojaquero José por Walt.

La asociación se encuentra inmersa en la labor de aglutinar todos los archivos y datos que existen sobre este hecho, en una base de datos documental en la que se integran decenas de documentos, referencias, artículos y archivos que ya existían en poder de la oficina de turismo mojaquera, el archivo municipal y personas particulares que han impulsado la investigación de los hechos que unen el origen del famoso artista ilustrador a la localidad almeriense de Mojácar.

Además, como fórmula de atracción turística, la asociación trabajará también en la creación de eventos y actividades culturales, artísticas y de puesta en valor de la historia, dirigidas a familias y, principalmente, al público infantil.

Del mismo modo, se está trabajando en crear una página web 'Walt was here' para dar a conocer sus proyectos y exponer no solamente la documentación relacionada con este hecho, sino muchas otras informaciones interesantes que darán a conocer en profundidad la riqueza patrimonial y cultural de Mojácar.

Esta asociación cultural, sin ánimo de lucro, nace de la unión de un nutrido y variado grupo de personas interesadas en trabajar conjuntamente con el mismo propósito, entre los que se encuentran tanto vecinos como comerciantes afincados en el municipio. El Ayuntamiento de Mojácar aplaude esta iniciativa y les anima a colaborar y trabajar en la puesta en valor de nuevas oportunidades culturales en Mojácar.

El mito nace a raíz de la visita a Mojácar en 1940 de tres hombres ataviados con llamativos trajes grises que decían ser representantes de Walt Disney Estudios, y buscaban el certificado de nacimiento de José Guirao Zamora, nacido en el municipio almeriense en el año 1901. Aseguraban que José y Walt Disney eran la misma persona y pasaron varios días investigando los archivos municipales, según recogen la Diputación de Almería y el propio ayuntamiento mojaquero.

Por aquel entonces, en Mojácar no había ni luz ni teléfono, y mucho menos nadie había oído hablar de ese tal Walt Disney, pero a quien sí conocían era a Isabel Zamora, una joven lavandera que había sido madre soltera y que emigró a Chicago, donde vivía un hermano.

Se cree que, al llegar a Estados Unidos, Isabel enfermó y fue su propio hermano quien le aconsejó dejar el niño en manos de unos vecinos, Elías y Flora Disney, quienes le aseguró eran buenas personas y ya tenían tres hijos. El niño fue bautizado en junio de 1902 con su nuevo nombre: Walter Elías Disney, y se quedó a vivir con sus nuevos padres y hermanos.

Un dato que hace más real el mito fue que, en una visita a Salvador Dalí, allá por los años 50, el propio Disney le comentó que había nacido en Almería. En esa misma época hubo nuevas visitas e intentos americanos de hacerse con los 'papeles', esta vez, por parte de los frailes franciscanos de California, a través de la Iglesia. Necesitaban la documentación de un bebé que emigró a principios de siglo. Según el Consistorio, en 1954 volvieron a buscar.

Algo que muy pocos conocen es que la Disney Company estudió los terrenos del Parque Natural de Cabo de Gata para la ubicación del parque temático de Eurodisney, que finalmente se ubicó en París. De hecho, Almería llegó a la fase final junto a Estepona, Jerez de la Frontera y París. Las buenas conexiones de la capital francesa con el resto de Europa y su nombre pudieron a otros atractivos que ofrecía la provincia almeriense, que fue una de las primeras opciones españolas.

En 1985, el diario El País anunció que finalmente la multinacional norteamericana Walt Disney Productions no se instalaría en España. «La multinacional norteamericana, que dice haber estudiado hasta 200 emplazamientos, ha cerrado así un año de negociaciones con España y Francia. Al optar por un parque cerrado de apenas 400 hectáreas, en lugar de las 2.065 que tendría su núcleo en España, ha reducido las magnitudes de su proyecto», declaró el periódico.