«En Carboneras hay un gobierno en descomposición y un Ayuntamiento paralizado»

El candidato a la Alcaldía de Carboneras por el PSOE, José Luis Amérigo./IDEAL
El candidato a la Alcaldía de Carboneras por el PSOE, José Luis Amérigo. / IDEAL

El Grupo Municipal Socialista por Carboneras lamenta la inestabilidad que atraviesa la administración local

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOCarboneras

El PSOE de Carboneras se hizo eco de la información publicada por este periódico en la edición impresa de ayer en la que el alcalde de Carboneras, Felipe Cayuela, confirmaba su salida del Grupo Independiente por Carboneras (Gicar) y anunciaba su concurrencia a las próximas elecciones municipales a través de otra formación política.

«Carboneras lleva muchos años paralizado como consecuencia de la descomposición y las luchas internas de los concejales de Gicar y PP, antes con Salvador Hernández como alcalde y ahora con Felipe Cayuela. Tristemente, solo se han puesto de acuerdo para beneficiar y pagar con el dinero de todos a sus familiares directos», apuntaron a través de sus perfiles en las redes sociales.

Por su parte, el candidato socialista a la Alcaldía del Ayuntamiento de Carboneras, José Luis Amérigo, comentó ayer a IDEAL que están asistiendo a «un gobierno en descomposición, aunque esto no es de ahora, lleva ya ocho años así».

«Esto es lo que ocurre con los pactos de conveniencia, que mientras los intereses personales se ven satisfechos todo va bien pero en el momento en que no es así ya comienzan los problemas», aseguró Amérigo Fernández, que insistió que en Carboneras «hay un gobierno en descomposición que está provocando, como ya llevamos varios meses, un Ayuntamiento que está absolutamente paralizado».

Desde el Partido Socialista carbonero mantienen que «los gobiernos de coalicción nunca han funcionado» en este municipio del Levante almeriense. «Se ha demostrado que generan inestabilidad y eso al final repercute negativamente en el desarrollo de Carboneras. Ahora mismo las pruebas son más que evidentes ya que hay una desconfianza entre ellos mismos ya que la actitud y la gobernanza no es limpia ni transparente porque tienen otros intereses», finalizó Amérigo.

 

Fotos

Vídeos