Central térmica de Carboneras. / ENDESA

El cierre de la central térmica de Carboneras, cada vez más cerca

La central de Litoral inició su explotación en 1985, ha llegado a producir más de 180.000 GWh y ha llegado a tener 120 empleados

JUAN CARLOS GÓMEZ M. Carboneras

Endesa ha recibido el acta oficial de cierre de la central térmica Litoral ubicada en Carboneras. Este documento permite poner en marcha los mecanismos necesarios para empezar el desmantelamiento efectivo de la central siguiendo criterios de economía circular, formando a personal especializado y generando sinergias con diferentes entidades de la zona a las que se les irá donando elementos de la central.

Para el director general de la central, Juan Luis Redondo, ya está todo preparado para empezar a abandonar el carbón y abrir un nuevo futuro para esta zona que tendrá un cambio de actividad. «La descarbonización es una realidad y ahora trabajaremos en el desmantelamiento y en la elección de los proyectos que conformarán el futuro de la zona», indicó Redondo.

La central de Litoral inició su explotación en 1985, con la entrada en funcionamiento del Grupo 1, uniéndose un segundo Grupo en 1997. En total trabajaban en esta instalación 120 trabajadores de forma directa que ahora ya se encuentran jubilados o reubicados, recibiendo cursos de formación específicos.

Con el inicio del desmantelamiento de la central se continua el 'Plan Futur-e' en el que se trabaja desde 2020 y que está orientado a mitigar el impacto del cierre en la zona. Para ello se lanzó un concurso internacional para la búsqueda de proyectos que posibilite el desarrollo económico en los terrenos de la central y de su terminal portuaria, una vez se concluya su cierre. El concurso ha recibido 14 propuestas que ahora están siendo analizadas por una comisión mixta de expertos entre los que están representantes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Carboneras, la Autoridad Portuaria de Almería, la Universidad de Almería y Endesa.

Las temáticas que se están analizando tienen que ver con la economía circular, la acuicultura, los biocombustibles, el turismo y la logística. La mesa de evaluación valorará la idoneidad de las propuestas y su adecuación a las necesidades de la zona, su viabilidad empresarial, su capacidad para generar empleo y la sostenibilidad en el municipio.

Por su parte el alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo Fernández, valoró que se haya dado el paso definitivo para el cierre y desmantelamiento de la central térmica, ya que se pone fin a la incertidumbre sobre este asunto, y subrayó la importancia de la recualificación de sus trabajadores.