El colegio Bartolomé Flores de Mojácar recorre 'Kilómetros de Solidaridad' por Save the Children

Los escolares mojaqueros en el maratón solidario./A. M.
Los escolares mojaqueros en el maratón solidario. / A. M.

Cada uno de los participantes aportó un euro que posteriormente fue donado a la oenegé internacional

Daniel Serrano
DANIEL SERRANOMojácar

Los alumnos del colegio público Bartolomé Flores de Mojácar participaron, antes de las vacaciones de Navidad, en el proyecto 'Kilómetros de Solidaridad' propuesto por la oenegé internacional Save the Children. Los escolares realizaron una maratón solidaria que recorrió algunas de las calles de uno de los Pueblos más Bonitos de España y que consiguió recaudar más de 360 euros, uno por cada uno de los participantes.

Así, de manera voluntaria y sin vencedores ni vencidos, los 360 niños del centro realizaron su particular carrera, en la que aportaron un euro por participante para donarlo a esta entidad que trabaja por los derechos de la niñez. Para que la suma recaudada por los jóvenes atletas fuera «un poco más solidaria», la Asociación de Madres y Padres del alumnado (AMPA) del centro también participó económicamente.

Tal y como trasladó el Ayuntamiento de Mojácar, para la realización de esta prueba solidaria hubo «una respuesta masiva» por parte de los pequeños que «dan lecciones a los mayores», y «con muchas ganas de colaborar, no dudaron ni un momento en sumarse en la iniciativa de ayudar a otros niños menos afortunados».

La carrera fue incluida dentro del proyecto 'Escuela, espacio de Paz', desarrollado por la dirección del colegio, el Consistorio mojaquero y el AMPA. Los miembros de este último ente fueron los encargados de organizar y repartir el material para la carrera, tales como dorsales y carteles informativos. Igualmente estuvieron presentes a lo largo de todo el recorrido para asegurarse que todo marchaba según lo previsto.

Para la realización de la prueba, cada ciclo educativo tuvo su propio recorrido y horario según las edades de los corredores, ya que participaron niños desde los tres años, los más pequeños, hasta los doce en el caso de los últimos cursos. Tras las carreras, los participantes disfrutaron de un merecido descanso y un avituallamiento especial ofrecido por el AMPA y el Ayuntamiento de Mojácar para reponer fuerzas.

«'Kilómetros de Solidaridad' más que una carrera es un proyecto educativo, el compromiso, en este caso de los jóvenes de Mojácar y de la comunidad educativa de la localidad para conseguir un mundo más justo», apuntaron desde el Consistorio.