Borrar
Restos de los excrementos humanos en el suelo del despacho del concejal y teniente de alcalde de Garrucha. R. I.
El concejal socialista Ángel Capel lamenta el ataque de su madre a Álvaro Ramos: «Entiendo que una madre acertadamente o no, actúe como madre»

El concejal socialista Ángel Capel lamenta el ataque de su madre a Álvaro Ramos: «Entiendo que una madre acertadamente o no, actúe como madre»

En una carta pública ha pedido al afectado que demuestre sus malas actuaciones hacia su persona y, entonces, «pediré perdón públicamente y asumiría mis errores dimitiendo»

Nerea Escámez

Almería

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 6 de mayo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El concejal del PSOE e hijo de la mujer denunciada el viernes por arrojar supuestamente «heces y orines» al teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Garrucha, Ángel Capel, ha emitido un escrito público tras lo sucedido este fin de semana con su progenitora. Sin «compartir las formas» en las que han transcurrido los hechos, ha pedido mirar «como padre» la situación de «ver a un hijo sufrir tanto a nivel personal como profesional» por el hecho de formar parte de «la vida política» de Garrucha.

«Ver cómo quieren destruir su honra y poner en tela de juicio todo lo conseguido con tanto esfuerzo, en ese momento, entiendo que una madre acertadamente o no, actúe como madre», ha subrayado en su misiva. Capel ha mantenido en su discurso que acepta «toda crítica o alabanza» en su gestión, pero, vivir una «persecución personal, de deshonra a mi persona de un sujeto con ansias infinitas de poder».

A través de su perfil de Facebook, Ángel Capel ha explicado que ha luchado por su pueblo «con aciertos y errores» pero se ha congratulado de «no ser jamás denunciado, ni calumniado por ningún vecino ni compañero de Garrucha». Incluso, ha puesto en valor que viene de una familia que ha trabajado porque el pueblo sea «lo que es», por lo que que «ni yo, ni la gente que me quiere vamos a permitir que un ser que desprende odio, rencor y repelencia, manche mi nombre».

Capel se ha dirigido al afectado para indicarle que luchará con las armas de sus «ideales» que son la verdad, la honradez y el servicio por el bien común. «Jamás me verás en polémicas y en el juego sucio al que estás muy acostumbrado y te mueves como pez en el agua, porque esos si son tus principios, el caos, la maldad y el enfrentamiento», ha dicho, refiriéndose a Álvaro Ramos.

Este fin de semana, por su parte, el alcalde y el teniente de alcalde de Garrucha en la carta dirigida al secretario general del PSOE de Almería, en la que se quejan de «unos hechos que atacan el Estado de derecho, el correcto funcionamiento de las instituciones y, por lo tanto, la democracia en Garrucha». Sin embargo, el edil socialista ha señalado que «por estos caminos no me encontrarás» y ha pedido al afectado que demuestre sus malas actuaciones hacia su persona y, entonces, «pediré perdón públicamente y asumiría mis errores dimitiendo».

Además, Capel ha lamentado «que se den este tipo de situaciones y más infundidas por cargos electos que están en el gobierno». Unos cargos, que, ha definido, «en vez de afrontar la tarea de dirigir Garrucha hacia una futuro más humano, están enfrentando y hundiendo a un municipio, por el simple hecho de una posición de poder».

Cabe recordar que el concejal y teniente de alcalde de Garrucha Álvaro Ramos Cáceres ha presentado ante la Guardia Civil de la localidad una denuncia contra una «vecina de la localidad y madre de un exconcejal de la Corporación municipal» por los hechos ocurridos este viernes, 3 de mayo, en el Ayuntamiento del que es miembro, cuando le rociaron con excrementos humanos.

Así consta en la denuncia a la que ha tuvo acceso IDEAL y que relata que, cuando el edil se encontraba en su despacho del Ayuntamiento, se personó la mujer, previa cita para realizar unas gestiones relativas a vías públicas y, al acceder, se dirigió a él y, textualmente, le dijo: «Como eres un cerdo, aquí tienes la mierda». Tras ello, prosigue el escrito de denuncia, «ha sacado un pequeño cubo del bolso que portaba y ha arrojado el contenido por el sillón de oficina y la mesa del despacho, mientras se regocijaba de sus actos». Las sustancias que contenía el pequeño cubo eran, detalla el documento policial, «heces y orines humanos».

Acto seguido, continúa la diligencia abierta, se volvió a dirigir a él y le dijo textualmente: «La próxima vez que hables de mi familia, te juro que hago que te la comas, eres mierda y tienes que comer mierda». «No se te puede tocar porque eres minusválido», habría proferido la mujer seguidamente, «encarándose a pocos centímetros de su rostro de forma desafiante», detalla el escrito.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios