José Guirao en la Geoda de Pulpí junto a autoridades locales. / IDEAL

Consternación en Pulpí tras la pérdida de su paisano José Guirao

ANTONIO CÁCERES Pulpí

Gran consternación ha causado en Pulpí la muerte del pulpileño, José Guirao Cabrera, de 63 años, «Pepe el de la gasolinera» como era popularmente conocido en el municipio. Licenciado en literatura hispánica por la Universidad de Murcia, desde 1983 a 1987. Una persona muy humana y cercana, querido por todos los que le han conocido y que a pesar de sus cargos, siempre que podía se venía a las fiestas de San Miguel de Pulpí para correr sus famosos toros de fuego

«Desde el Ayuntamiento de Pulpí y en nombre de todos nuestros vecinos, queremos trasladar nuestras condolencias a familiares y amigos del pulpileño, José Guirao, tras la noticia de su fallecimiento, ha manifestado el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García y sus ediles. «Por parte de la Corporación Municipal del Ayuntamiento, se va a proponer una moción de carácter extraordinario urgente, en el próximo pleno ordinario, para el nombramiento de una calle de nuestro municipio en homenaje a este vecino pulpileño con una gran trayectoria en el mundo de la cultura.

José Guirao comenzó su andadura política en 1979, donde fue concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Pulpí, responsable del Área de Cultura de la Diputación de Almería, director general de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, puso en marcha el proyecto del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. De Sevilla pasó a Madrid, donde durante un año fue director de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura. Presidente de la Junta Rectora del Parque Natural de Cabo de Gata y miembro del Patronato de la Alhambra y del Generalife, director general de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura en Consejo de Ministros, director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, del año 1994 al 2001, ministro de Cultura y Deportes ,del 2018 al 2020, director de la Casa Encendida de Madrid durante trece años y director General de la Fundación Montemadrid.