Detalle del cartel anunciador del concierto.

Cuevas del Almanzora invita a vivir la música en mitad del mar

Música e historia se fusionarán entre las notas de la guitarra del almeriense Guillermo Fernández en su actuación de este domingo en la pata del muelle

IDEAL

Cuevas del Almanzora volverá a vivir una noche única, en un escenario único. En Villaricos, este domingo, de nuevo la pata del muelle, en medio del mar frente a Cala Verde, será escenario de una actuación que no sólo será un concierto en medio del mar, sino que además será un homenaje a la gente del mar.

Música e historia se fusionarán entre las notas de la guitarra del almeriense Guillermo Fernández, bajo el título 'Un momento en la historia', que envolverá al público entre la magia de las olas, la noche de verano, la música que emergerá desde el propio mar, y una sorpresa que tomará la forma del Alma marinera de Villaricos.

Guillermo Fernández ofrecerá 'Un momento en la historia', un auténtico espectáculo que situará el escenario sobre esa 'pila' que soportó parte de la imponente infraestructura que se construyó para un moderno cargadero de mineral en el siglo XIX, pero irá más allá, con una promesa de experiencias y sensaciones únicas.

De esta forma, la historia y el arte, la belleza de lo antiguo y lo nuevo, la esencia del pasado y el presente, se fusionarán para dar Alma a una noche especial en la costa cuevana.

La esencia y el sonido del mar, la nocturna calidez y la belleza del pasado y el presente se fundirán en un concierto cuyo escenario, natural e histórico, será parte de las notas que arrancará de su guitarra Guillermo Fernández.

Es la segunda vez en la historia de Cuevas, en la que entre el escenario y el público habrá mar. Y será, una hora de unión de las almas marineras, de la historia pasada y presente, de la música y la vida, de fusión entre el mar y la tierra, entre los acordes y las olas, de ritmo acompasado del corazón y el Alma.

La pata del muelle de Villaricos, que sigue emergiendo del mar, es el único vestigio visible que se conserva del moderno cargadero mecánico que se construyó en Marsella hacia 1914. Fue en ese año cuando se cambió el viejo método de carga mediante barcazas y pequeños muelles, reemplazándose por esta imponente estructura que acabó desmantelada después de 1957 cuando se cerraron las minas.

El transporte de mineral se realizaba a través del ferrocarril que construyó el célebre arqueólogo belga Luis Siret a finales del siglo XIX, y recorría tres kilómetros desde las minas de Las Herrerías hasta la costa. Se llevaba hasta siete grandes tolvas, desde donde una cinta transportadora, subterránea en parte, la llevaba hasta la vertedera móvil instalada al final del cargadero, que podía descargar hasta 3.000 toneladas de mineral en una jornada de 10 horas.

La 'pata del muelle' lleva ahí más de un siglo, fue soporte de una imponente infraestructura derivada del ingenio y la ingeniería para dar agilidad y funcionalidad al transporte de mineral… el domingo, esa misma pata volverá a ser el escenario para seguir enamorándonos de la historia, esa historia que siempre tiene una banda sonora… Imaginamos como sería la de entonces… la del día 14 de agosto será 'Un momento en la historia' con el guitarrista que compuso el Himno de la UD Almería y que pudo acompañar, a la guitarra, al almeriense más internacional, David Bisbal, en su reciente actuación en el estadio cantando el himno del Almería.

Las sensaciones de la magia de la noche del domingo, luna llena, vestigios mineros, gente del mar, música y sal… no la vamos a imaginar, la vamos a sentir, nos va a transportar desde la orilla, desde el mirador de Cala Verde, desde la orilla de esa playa, desde el paseo marítimo, hasta esa pata del muelle que cobrará vida entre los dedos de Guillermo Fernández.

«'Un momento en la historia' nos contará una historia, siendo así algo diferente a lo que se hizo el año pasado, que fue un concierto en directo desde esa pata del muelle. Vamos a contar una historia marinera, un homenaje a la gente de la mar, con varios elementos… vamos a tener un poco de baile incluso y puede ser una noche muy bonita, y también con un repertorio que van entorno al mar con temas que, como 'Alfonsina y el mar' por ejemplo, sonarán y se sentirán este domingo», explica el músico.

Por su parte, el alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández, afirma que «el año pasado el concierto en medio del mar en Villaricos de Guillermo fue todo un éxito. Fue la primera vez que se situaba un escenario en un antiguo vestigio minero que además está en medio del mar. Nos han preguntado mucho, y ya teníamos en mente que había que volver a hacerlo, pero además esta vez, le añadimos más novedades que seguro que van a encantar, entre ellas que será homenaje a la gente del mar con una historia marinera.... Esta cita veraniega se convertirá seguramente en uno de los atractivos de cada verano cuevano y se consolidará en el calendario estival almeriense y, esperemos, que nacional».